Publicidad polémica: ¿vale la pena?

Ilustración de campaña de marketing controversial

Siempre hay temas que hacen que las personas se posicionen y, al igual que las personas, las empresas también pueden ponerse de un lado o del otro. Lanzar una campaña publicitaria polémica es pronunciarse deliberadamente sobre un cierto tema de disputa. Esto puede hacerse mediante imágenes o eslóganes que generen una reacción en el público, o mostrando un sentido del humor ácido y políticamente incorrecto.

 

Las campañas de marketing polémicas te ayudan a mostrar no solo tus productos, sino también tus principios y tus valores. Pero, ¿valen la pena?, ¿te sirve este tipo de marketing para tu pequeño negocio? Sigue leyendo y lo sabrás.

Polémica como estrategia de marketing: ¿Una buena idea?

¿Es buena idea que las pequeñas empresas lancen campañas polémicas, o es mejor que vayan a lo seguro? Bueno, es… polémico. Aquí te mencionamos las ventajas y las desventajas de emplear la polémica como estrategia de marketing:

Ventajas de la publicidad polémica:

  • La polémica llama la atención. Una campaña que levanta polémica no pasa inadvertida. “¿Cómo? ¿Esta empresa realmente ha hecho esto? No me lo puedo creer...” Las personas lo recuerdan mejor que una publicidad tradicional.
  • La polémica genera conciencia de marca por menos. Hace que las personas tengan un motivo para entablar conversaciones sobre tu marca. Si tienes poco presupuesto pero te haces viral, tu dinero valdrá más.
  • La polémica llega a un público objetivo. Una campaña bien orientada muestra que compartes los valores de tu público objetivo y te ayuda a conectar con este.

Desventajas de la publicidad polémica:

  • La polémica divide. La opinión pública se divide con temas controvertidos. Algunas personas apoyarán tu idea, pero otras se ofenderán y tendrán una visión negativa sobre tu empresa.
  • La polémica es un motivo para no comprar. Una campaña controvertida puede hacer que pierdas algunos clientes que hubiesen adquirido tus productos.
  • La polémica puede conllevar más trabajo. Si has hecho un buen trabajo, la gente te mandará sus opiniones. ¿Tienes tiempo para responder a todos esos mensajes?

Ejemplo de publicidad polémica de Gillette

En uno de los anuncios más recientes de Gillette, la empresa atrajo elogios y críticas por este tipo de publicidad que aborda la masculinidad tóxica. El tema encajaba perfectamente con el producto y el eslogan, y desencadenó opiniones para todos los gustos.

Campaña polémica de marketing de Gilette

Campaña polémica de marketing de Gillette

Publicidad de impacto: ¿Es recomendable para las pequeñas empresas?

La publicidad de impacto busca sorprender e indignar a la audiencia por medio de anuncios polémicos. Normalmente, las marcas grandes pueden permitirse un poco de controversia, incluso si pierden algunos clientes en el camino. Para las pequeñas empresas, el riesgo es mucho más alto si una campaña no sale como se esperaba.

 

La publicidad de impacto también es apta para empresas que se rigen por ciertos valores y que están intentado abordar un problema en particular, como ayudar al medio ambiente, promover agricultores locales, etc. Estas empresas pueden hablarle directamente a su público objetivo, entablar el tipo de conversación adecuada y respaldarse en su punto de vista ante las reacciones negativas.

¿Cómo puedo añadir polémica en mi propia estrategia de marketing?

Tu intención no debe ser provocar al público solo porque sí. Una campaña efectiva activa conversaciones y deja que las personas opinen sobre el tema junto con tu empresa. De esta forma, tus clientes satisfechos se pueden convertir en los mejor embajadores de tu marca.

 

Como aconseja el experto en marketing Jeff Bullas, el tema debe relacionarse de forma natural con tu empresa para que no parezca que estás opinando sobre algo que no tiene nada que ver contigo. También debe dar lugar al debate. Sin dudas, las declaraciones extremas no dan lugar a debates: la audiencia simplemente está de acuerdo o no lo está. En cambio, si eliges hacer un comentario abierto a matices, se da más lugar al debate y, por lo tanto, existen más posibilidades de que tu campaña esté en boca de todos.

¿Cómo evaluar mi propia campaña de publicidad polémica antes de lanzarla?

Primero, evalúala a solas usando esta lista y, luego, compártela con tu equipo. Una idea incluso mejor es, si puedes, hacer una prueba con una parte de tu contenido, ¡no lo dudes! De esta forma, podrás ver si las personas que no conoces reaccionan de la forma que tú esperas.

Objetivos

  • ¿Tengo un objetivo claro y medible que quiero conseguir?
  • ¿Alcanza mi campaña al grupo de personas objetivo adecuado?
  • ¿Podría lograr mi objetivo sin causar polémica?
  • ¿Es mi objetivo lo suficientemente importante como para molestar o hacer enojar a alguien?
  • ¿Me sirve esta campaña para construir la reputación que quiero lograr?

Tema

  • ¿El tema que he elegido encaja de forma natural con mi marca?
  • ¿Existe coherencia entre lo que digo en mi campaña y lo que expreso en otro tipo de comunicados?
  • ¿Logra mi campaña provocar un debate de ambos lados?

Reacciones

  • ¿Apoya mi equipo mi campaña polémica?
  • ¿Podemos lidiar con las reacciones de la audiencia?
  • ¿Tengo un plan de crisis sólido?

Impacto personal

  • ¿Me gusta mi campaña? ¿Me hace sentir bien?
  • ¿Tengo estómago para soportar las críticas o me van a estresar mucho?
  • ¿Podría esta campaña perjudicar mis relaciones?

Aprovecha la atención para crecer

Si todo sale bien, haber llamado la atención puede abrirte puertas. Es el momento ideal para llegarle a esa empresa con la que siempre quisiste cooperar o para atraer a las tiendas que puedan estar interesadas en vender tus productos.

Por cierto, ¿acabas de empezar con tu negocio y todavía no tienes una página web? Entonces, ¡descubre cómo crear la página web de tu pyme de forma fácil y rápida!

Escribir comentario

Comentarios: 0