Qué hacer si el coronavirus afecta tu pequeño negocio

Qué hacer si el coronavirus afecta tu pequeño negocio

Ante las restricciones que están estableciendo todos los países a nivel mundial por el coronavirus, las pequeñas empresas se preguntan qué pueden hacer ahora. Por un lado, quieres que tu negocio siga abierto el mayor tiempo posible, pero por el otro, sabes que velar por tu salud y la de tus empleados es la prioridad. Si te preocupan las implicaciones que un cierre temporal supone para tu negocio, aquí te proponemos 9 ideas que puedes llevar a cabo para proteger tu empresa.

9 ideas para proteger tu negocio ahora

  1. Trabaja desde casa o aplica estrictamente las precauciones en el lugar de trabajo
  2. Mantén a tus clientes informados
  3. Averigua las ayudas que el Gobierno está ofreciendo
  4. Actualiza tu página de Google My Business
  5. Céntrate en las ventas online
  6. Acepta donativos a través de tu página web
  7. Continúa tu actividad en las redes sociales
  8. Ponte en contacto con tus proveedores
  9. Muestra sinceridad y franqueza a tus clientes

1. Trabaja desde casa o aplica estrictamente las precauciones en el lugar de trabajo

En la mayoría de los países afectados, la recomendación es trabajar desde casa si es posible. Si te has acostumbrado a ir a tu tienda, oficina o restaurante todos los días, cambiar la rutina puede resultar extraño. Sin embargo, ¿sabías que el 86% de las personas sienten menos estrés cuando trabajan de forma remota (según FlexJobs)? Aquí tienes algunos consejos para trabajar de forma más eficiente en casa.

 

No todo el mundo puede trabajar online. Si este es tu caso, aparte de aplicar las estrictas medidas de higiene obligatorias (guardar una distancia segura con las demás personas, lavarse las manos regularmente y desinfectar las áreas comunes y los equipos de trabajo), procura encontrar el modo de mantener el contacto social al mínimo. ¿Podrías dar tu clase de yoga online a través de una app como Zoom o Google Hangouts? ¿O podrías ofrecer un servicio de entrega a domicilio por tu zona en lugar de atender a tus clientes físicamente en tu local? Si no se te ocurre nada ahora, pregunta a tus clientes en tus redes sociales qué puedes hacer por ellos. Rápidamente, ellos te dirán qué es lo que quieren y cuánto estarían dispuestos a pagar por ello.

2. Mantén a tus clientes informados

Durante la pandemia, muchas empresas están luchando por adaptarse a la nueva situación. Si en tu tienda online has empezado a ofrecer una nueva forma de retirar el producto o has cambiado el horario de apertura, o simplemente quieres comunicar que es necesario llevar mascarilla para entrar en tu local, informa a tus clientes con un bloque de Novedades. Este bloque aparece en la parte superior de tu página web para que tus clientes puedan ver rápidamente cuáles son las últimas noticias y así mejorarás la comunicación con ellos. Tan solo abre tu página web, haz clic en + para añadir un nuevo bloque y selecciona “Novedades”.

3. Averigua las ayudas que el Gobierno está ofreciendo

Las autoridades de todo el mundo están estableciendo medidas para luchar contra el impacto económico del COVID-19. Estas van desde formas de préstamo para las pequeñas empresas, hasta ayudas para los empleados que reclaman el pago de la baja por enfermedad.

 

Si te interesan las medidas que se están tomando en España, puedes consultarlas en este enlace del BOE sobre las medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

 

Si te encuentras en otro lugar del mundo, te recomendamos entrar en alguna página web oficial del Gobierno o de tu ciudad para saber cuáles son las opciones a las que puedes acceder.

4. Actualiza tu página de Google My Business

Si todavía no tienes tu cuenta de Google My Business, ahora es un buen momento para crearla. Es gratuita y, con ella, los clientes pueden encontrar tu negocio online más fácilmente.

 

Si ya tienes tu página de Google My Business, inicia sesión en tu cuenta y encontrarás una nueva opción que se llama “Coronavirus (COVID-19)”. Sigue el enlace y llegarás a una página donde verás que te sugieren una serie de cambios que podrás aplicar para tu negocio, como actualizar las horas de apertura, añadir los servicios adicionales que ofreces a los clientes o a la comunidad local, o informar sobre retrasos que puedan producirse en el servicio habitual.

5. Céntrate en las ventas online

Vender online nunca había sido tan fácil y ahora es el momento perfecto para abrir una tienda online que te permita tener otra fuente de ingresos. Dependiendo de tu país, el servicio de correo y las paqueterías puede que siga funcionando. Si no es tu caso, puedes optar por ofrecer tus servicios a domicilio: el cliente realiza el pedido a través de tu página web, paga el producto de forma online y tú, o alguien de tu empresa, lleva el producto al domicilio del cliente. El cliente lo recoge en la puerta de su casa y no implica contacto. Esta también es una buena forma para que las personas más vulnerables de tu zona obtengan los productos que necesitan. 

 

Dentro de tu política de devolución, considera ofrecer a los clientes la opción de cambiar el producto por una tarjeta regalo o un vale en lugar del reembolso en metálico. Lógicamente, debes cumplir con tu política de devolución, pero si explicas abiertamente cómo estas alternativas ayudarían a tu negocio, te sorprenderás de cuántos clientes optarán por apoyarte en estos momentos.

6. Acepta donativos a través de tu página web

A todos nos encantan los pequeños negocios. Si tú tienes el tuyo propio, seguramente seas un punto de referencia en tu barrio. Introduce un botón para donativos en tu página web y ofréceles la oportunidad a tus clientes de apoyar tu negocio ahora, de manera que puedas seguir estando ahí para ellos en el futuro.

7. Continúa tu actividad en las redes sociales

La mayoría de las empresas utilizan las plataformas sociales como Facebook, Twitter o Instagram para promocionar sus productos e interactuar con los clientes. A veces, se pueden considerar como una distracción o como un elemento añadido de publicidad, pero en estos momentos en los que las personas están trabajando desde casa o se encuentran en confinamiento, estas plataformas pueden convertirse en la vía de conexión con el mundo exterior. Incluso si te has visto en la obligación de parar de trabajar, ¡no dejes tu actividad en las redes sociales! Utiliza tus perfiles para mostrar solidaridad y para mantenerte en contacto con tus clientes. Así, tu relación con ellos se habrá fortalecido una vez que las cosas vuelvan a la normalidad.

8. Ponte en contacto con tus proveedores

Dependiendo de tu sector laboral, puede que tengas que enfrentarte a alguna falta de suministros que te impida realizar tus tareas u ofrecer tus productos de la forma habitual. Sabiendo esto con antelación, puedes prepararte mejor y establecer expectativas realistas para tus clientes. Si los pedidos o las entregas van a retrasarse más de lo normal, tus clientes lo comprenderán perfectamente si les avisas con antelación.

9. Muestra sinceridad y franqueza a tus clientes

En estos momentos, todos estamos pasando por un periodo de incertidumbre: los autónomos, los empresarios, los empleados, los padres en casa cuidando de los niños... Cuéntales directamente a tus clientes qué vas a hacer con tu negocio. ¿Vas a cerrar temporalmente?, ¿vas a realizar pedidos a domicilio? o ¿vas a abrir, pero menos horas? Incluir una sección de preguntas frecuentes en tu página web es la forma más fácil de proporcionarles a tus clientes la información que necesitan.

Escribir comentario

Comentarios: 0