8 obstáculos que te impiden acabar tu página web y cómo superarlos

Cómo superar 8 obstáculos para acabar tu página web

Todo el mundo siempre tiene algún proyecto pendiente: un libro a medio leer, correos sin responder… Con tu página web pasa lo mismo. Puede que no hayas tenido tiempo, o que simplemente te hayas atascado en un determinado paso y no sepas cómo seguir.

Sin embargo, ahora que estás en casa pasando el confinamiento (como la mayoría de nosotros) seguramente tengas algo más de tiempo, por lo que posiblemente este sea el mejor momento para terminar tu página web.


En este artículo, te contamos los obstáculos más habituales que te impiden terminar tu página web y cómo solucionarlos para que finalmente consigas acabarla.

  • Te falta el nombre de tu propio dominio
  • Necesitas ayuda para elegir las imágenes adecuadas
  • No sabes qué escribir
  • Necesitas un logo
  • Te has atascado con la estructura de tu página web
  • Tienes demasiadas opciones de diseño
  • Te preocupa la conformidad de tus textos legales con el RGPD
  • Sientes intranquilidad por compartir lo que has creado

1. Te falta el nombre de tu propio dominio

Una de las preguntas más comunes que recibimos en Jimdo es sobre los dominios. Un dominio es la dirección web personalizada que las personas teclean para entrar en tu página web (p.ej., www. jimdo.com). Motivos no faltan: puesto que es un proceso de varios pasos (sobre todo si estás transfiriendo el dominio).

No permitas que esto te detenga. Conectar un dominio propio a tu página web es un paso que definitivamente merece la pena. Demuestra que te tomas tu negocio seriamente y te ayuda a generar confianza entre tus visitantes.

El primer paso es elegir el dominio que quieres. Comprueba si ya está registrado en la herramienta de búsqueda de dominios disponibles de Jimdo. Si ya no está disponible, lee este artículo sobre cómo elegir el mejor dominio para tu página web para saber qué otras opciones tienes.

Una vez que tengas tu dominio, sigue los pasos que se te indican en el panel de control de tu página web para conectarlo. Si te atascas en algún paso o el caso con tu dominio es especial, consulta nuestro Centro de ayuda.

2. Necesitas ayuda para elegir las imágenes adecuadas

Las fotos juegan un papel importantísimo en el aspecto de tu página web, en especial si necesitas una imagen con mucha fuerza en el encabezado y las fotos de tu teléfono no son precisamente las mejores. Sin embargo, no tienes por qué dejar este espacio vacío, ya que hay muchas formas de conseguir imágenes de gran calidad para tu página web de manera gratuita.

 

Bancos de imágenes

Los bancos de imágenes no tenían muy buena fama, pero ahora hay miles de fotos de alta calidad (y con un mejor estilo) listas para llevar y, a menudo, gratuitas. Por otro lado, tu página web Jimdo ya viene con una galería de imágenes completa donde puedes elegir entre miles de fotos gratis. Y si ninguna de estas te convence, consulta en este artículo dónde encontrar las mejores imágenes para tu página web.

 

Sacar tus propias fotos

Existen ciertas cosas que nunca vas a encontrar en los bancos de imágenes ni en ningún otro lado. En estos casos, aquí te dejamos nuestros consejos sobre cómo hacer fotos profesionales en casa.

 

Consejo: Recuerda que tus fotos deben ser de una calidad determinada y no puedes dejar que se vean borrosas o pixeladas en pantallas grandes. Aquí te explicamos cómo optimizar las imágenes para tu página web.

3. No sabes qué escribir

Te sientas delante del ordenador, y después de la tercera taza de café, la pantalla aún sigue en blanco y no tienes ni idea de cómo empezar. Para estos casos tenemos algunos consejos que te darán el empujón necesario para empezar a escribir el contenido de tu página web. 

 

Sigue estas 11 reglas de oro para escribir el contenido de tu página web, un contenido que tus visitantes seguramente van a leer. Lo principal aquí es conocer a tu público, mantener la coherencia de los textos y hacerlos atractivos para SEO. También tenemos algunos consejos sobre cómo hacer tu página de preguntas frecuentes y cómo redactar tu página Acerca de

 

Tu texto no tiene que quedar bien a la primera. Recuerda que siempre podrás editarlo fácilmente en tu página web y realizar los cambios que quieras posteriormente. Simplemente escribe algo que tenga sentido, que luego ya lo retocarás.

4. Necesitas un logo

Cuando estás lanzando un proyecto, un logo no es solo el toque final. Puede ser una parte realmente importante de todo el proyecto. Por suerte, ahora es más fácil conseguir un logo y ponerlo en la parte superior de tu página web (y también como favicon de tu página web). 

 

Prueba el Logo Maker de Jimdo, la herramienta para crear logos de Jimdo con la que podrás diseñar el tuyo propio. 

5. Te has atascado con la estructura de tu página web

Cuando montas tu propia página web, tienes total libertad para decidir qué subpáginas quieres y cuál es la información que vas a incluir en ellas. Sin embargo, esto a veces puede resultar un poco abrumador.

Simplemente ten en cuenta que, desde la perspectiva de los visitantes de tu página web, a veces lo más simple es lo mejor.

Otra ventaja de una página web sencilla es que es más fácil mantenerla y actualizarla.

6. Tienes demasiadas opciones de diseño

Cuando hablamos de diseño, menos es más. Sin embargo, con tantas opciones de colores, tipografías, imágenes e iconos, es fácil perderse por el camino.

 

Entonces, ¿cómo optimizas el diseño de tu página web? ¡Estás de suerte! Se trata justamente de nuestro punto fuerte. Aquí puedes encontrar algunos consejos para conseguir grandes resultados de diseño para tu página web

  • Utiliza 1 o 2 colores para toda tu página
  • Elige solo 2 o 3 tipos de fuente
  • Deja suficiente espacio en blanco entre las imágenes y los textos
  • Escribe textos cortos

También puedes utilizar las herramientas de diseño integradas de Jimdo para elegir la gama de colores más conveniente. Podemos crear una paleta de colores para tu página web basándonos en tu logo, o incluso en una foto que te guste.

7. Te preocupa la conformidad de tus textos legales con el RGPD

Si estás dentro de la Unión Europea, tu página web debe cumplir con las regulaciones recientes con respecto a la privacidad y protección de datos del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Por tanto, es lógico preguntarse si tu página web lo hace.

 

Aquí encuentras más información sobre el RGPD. Jimdo y Trusted Shops ofrecen también el Generador de textos legales, una herramienta que crea los textos legales de tu página web (como la Política de privacidad, el Aviso legal, la Política de devoluciones y las Condiciones de uso) y los mantiene actualizados. Por lo que no tienes de qué preocuparte: estás dentro del marco legal. 

8. Sientes intranquilidad por compartir lo que has creado

A veces no se trata de una barrera técnica lo que no te deja lanzar tu página web. Al compartir tu web con el mundo, tu idea se hace “real” de repente, lo que viene acompañado de expectativas, de opiniones y también de un poquito de presión. Es comprensible que entren dudas en estos momentos.

 

Hemos visto que hay una buena solución para este problema presentada por el mundo del desarrollo de softwares. Debes pensar en tu página web como en un “producto mínimamente viable”. Con esta filosofía, eliminas un montón de presión y llevas tu página web a través de un proceso de continuo desarrollo y de mejora, y no como algo que tiene que alcanzar la perfección.

Recuerda que incluso la mejor página web implica un trabajo constante.

Independientemente de si te has estancado en uno de estos problemas típicos o hay algo que te retiene, recuerda que las páginas web deben actualizarse continuamente. Una de las mayores ventajas de una página web que gestionas personalmente es la libertad que te ofrece para editarla siempre que quieras. El primer paso es sacarla ahí fuera.

Una vez que hayas lanzado tu página web, puedes ir mejorándola con el tiempo, con las opiniones de tus clientes, con la optimización en buscadores y con la actualización de tu contenido a medida que tu negocio o tu proyecto crezca.


Comparte este artículo:


Escribir comentario

Comentarios: 0