Cómo hacer el mejor newsletter en solo 6 pasos

Cómo hacer un buen newsletter

Puede que enviar un newsletter no sea de las ideas más revolucionarias, pero es una parte importante de tu estrategia de tus relaciones públicas (RR. PP.). Mantener a tus visitantes y clientes al corriente sobre determinadas noticias y temas interesantes es una excelente forma de fidelizar tu marca. Te damos algunos consejos valiosos para crear un newsletter que hará que tus visitantes vuelvan a por más.


Los beneficios de un newsletter

Hay muchos argumentos a favor del newsletter. Aquí te mostramos los beneficios clave a simple vista:

  • Bajo coste. Gracias a su formato digital, un newsletter resulta más barato que una versión impresa en papel y su posterior envío por correo postal.
  • Implementación a corto plazo. Si el envío se tiene que hacer en una fecha específica, necesitas mucho menos tiempo para prepararte que con una versión impresa. Incluso es posible hacer un newsletter de forma espontánea.
  • Sin necesidad de un intermediario. Puedes dirigir a los destinatarios del newsletter directamente a tu página web o a tu tienda online a través de un enlace. Esto significa que puedes hacer un seguimiento del éxito de tu campaña con las estadísticas de visitantes y ventas.
  • Fácil accesibilidad. Debido a que muchas personas revisan sus e-mails desde su teléfono inteligente, puedes contactarlas casi siempre y en casi cualquier lugar con tu newsletter. 

Suena bien, ¿no? Sin embargo, hay un pequeño problema. Muchas personas reciben muchos correos electrónicos publicitarios cada día, muchos de los cuales no se leen (como ya sabrás por experiencia). Por este motivo, tu newsletter se puede perder fácilmente en la marea de información. La buena noticia es que puedes evitar esto con un poco de planificación y atención a ciertos criterios relacionados con el contenido. Hemos recopilado los puntos más importantes para crear un buen newsletter.

1. Crea una lista de destinatarios

Es mejor comenzar por recopilar en una hoja de cálculo los datos de los usuarios a quienes quieres llegar. Si todos tienen los mismos intereses y necesidades en relación con tu campaña, puedes crear una lista. Puede que haya clientes de toda la vida, así como también nuevos clientes potenciales.

 

Así mismo puedes preguntarte: ¿hay quienes siempre compran el producto A y otros que reservan mayormente el servicio B? En este caso, ya tienes diferentes grupos que puedes marcar en tu lista de correo para personalizar los temas. El próximo paso es despachar tu boletín informativo y administrar tus destinatarios. Recomendamos algunas herramientas como MailChimp o CleverReach. Recuerda que cualquier proveedor que elijas debe cumplir con las regulaciones RGPD que entraron en vigor en mayo de 2019.

Estas son algunas herramientas gratuitas y de pago para enviar boletines informativos. ¡Encuentra la mejor para ti!

2. Define la frecuencia de envío

Comienza por preguntarte con qué frecuencia lees newsletters a los que te hayas suscrito o, incluso más importante aún, pregúntate con qué frecuencia disfrutas de leerlos. ¿Cuál es, en tu opinión, el peor momento para recibirlos? Ponte en los zapatos de la persona que los recibe y piensa cada cuánto tiempo recibes un newsletter que valga la pena. Si tu respuesta es “dos veces al año”, quizás esa frecuencia sea suficiente si ahora mismo no dispones de tiempo para enviarlos mensualmente. Por otro lado, también es útil esquematizar la lista de temas con antelación.

3. Elige bien los días y los horarios

Antes de establecer la fecha y el horario para enviar tu newsletter, piensa en lo siguiente: ¿en qué momento del día leen la mayoría de tus destinatarios sus correos electrónicos? No olvides que, durante el fin de semana, los correos suelen acumularse y eso aumenta el riesgo de que los destinatarios dediquen su tiempo a leer correos más urgentes y que tu boletín vaya a parar a la papelera. Muchas personas revisan sus bandejas de entrada antes de irse a trabajar, mientras desayunan o de camino al trabajo. En ese caso, si les envías un newsletter entre las 8 y las 10 de la mañana, tendrás más posibilidades de que lo lean. Durante el horario del almuerzo no suele ser un buen momento y después de las 5 de la tarde, la mayoría de nosotros queremos terminar de hacer solo lo que sea indispensable y volver a casa. ¡No existe una receta mágica! Para enviar un newsletter, simplemente tienes que probar en diferentes horarios y evaluar las reacciones de los destinatarios.

4. Revisa el pie de página y el formulario de registro

Para asegurarte legalmente, averigua qué datos adicionales debes incluir en tu newsletter. No podemos brindarte asesoramiento jurídico. Sin embargo, hay cantidad de recursos online y de información sobre contratos de profesionales del derecho que pueden ayudarte. Todo correo electrónico de cualquier empresa requiere una determinada cantidad de información obligatoria (según el modelo de industria y de empresa).

 

Por lo tanto, asegúrate de verificar que el proceso de suscripción a tu newsletter cumpla con las normativas legales (es decir, la forma en que tus clientes se suscriben) y de verificar a quién puedes enviárselo como correo electrónico publicitario. Para obtener información más detallada para tu empresa, te recomendamos consultar con una persona experta en la materia.

5. Déjate inspirar por los mejores

¿No sabes sobre qué escribir en tu newsletter? ¡No te preocupes! Existen muchísimo temas, solo tienes que encontrar el adecuado. A continuación, te brindamos algunas sugerencias:

¿Tienes un producto nuevo, una colección especial o has empezado con las rebajas? ¡Que se entere todo el mundo!

  • Muéstrales a los lectores un poquito qué hay entre bastidores, cuéntales un poco sobre la historia de tu empresa o preséntales a algunos de tus empleados para que puedan conocerte mejor y para que sepan que tu empresa no es una más del montón.
  • Mantén el contacto con las personas en tus redes y dialoga con los clientes. Solo así podrás conocer a tu grupo objetivo y cuáles son sus intereses.
  • ¿Asististe a una feria hace poco? Cuéntales las últimas novedades en la industria a tus lectores y clientes.
  • Lee revistas y otros boletines informativos. Quizás así encuentres cuáles son los temas que les interesan a los lectores de tu industria o puedas darle una vuelta de rosca a algunos de ellos.
  • Comienza una campaña de participación o envía un código de descuento con tu newsletter para generar entusiasmo.

Crea boletines informativos interesantes que tus clientes disfruten leer.

6. Esfuérzate en crear contenido atractivo

Al igual que tu página web, tu newsletter debe poder leerse y verse correctamente ya sea en un ordenador, en un teléfono inteligente o en una tablet. El formato adecuado no es posible sin la ayuda de herramientas profesionales de marketing por correo como MailChimp, Newsletter2Go or CleverReach, que a veces conllevan un coste. También debes organizar tu newsletter o de manera que a los lectores les genere interés y curiosidad.

Saludo

A los lectores les agrada recibir correos a su nombre. Para ello es importante que configures la lista teniendo en cuenta el tipo de saludo junto con el nombre y el apellido. Si te parece que lleva demasiado tiempo, puedes buscar una alternativa como “A nuestros amigos de Cocina Mediterránea” (usa el nombre de tu negocio).

Asunto y teaser

El asunto es lo primero que lleva a los receptores a abrir el correo electrónico o a no hacerlo. Los asuntos breves y amables son los que mejor funcionan y deben indicar exactamente lo que el lector necesita saber. Unas líneas breves (o teaser) después del saludo introducen el contenido que van a leer. No deben resumir todo el contenido pero sí resaltar lo necesario para captar el interés del lector.

Organización

Organiza el contenido de una forma breve y comprensible. Mantén una estructura simple e incluye enlaces informativos o botones “call-to-action” adecuados como “haz clic aquí si quieres obtener más información acerca del taller X”. Si no sabes qué tema les interesará más a tus lectores, puedes enviar dos versiones diferentes y evaluar cuál genera más clics. Todas las herramientas de boletín informativo (como las que ya mencionamos) ofrecen distintas opciones de análisis.

Imágenes

El formato de un correo electrónico no es la mejor interfaz para una presentación visual, por eso no es recomendable usar demasiadas imágenes en tu newsletter. Incluso si se trata del anuncio de una exhibición, es mejor elegir uno o dos motivos y luego incluir un enlace a tu página web. También recuerda que debes tener en cuenta los derechos de imágenes; siempre puedes ir a lo seguro y utilizar imágenes de alta calidad de sitios como Fotolia o Pixabay que son gratuitas y pueden usarse comercialmente.

Análisis y evaluación

¡Bravo! Has enviado tu newsletter. Ahora, quieres saber quién ha abierto el correo y cuántas veces se abren los enlaces. Lamentablemente, esta información solo puedes verla en portales de correo profesionales, no en los programas de correo más conocidos que solemos usar. De todos modos, estas evaluaciones te permiten conocer información importaiones futuras, por lo que son una inversión que te dará resultados rápidamente. Solo asesórate con un experto legal para saber qué datos puedes usar sin incumplir las leyes.

 

Además, puedes tomarte la libertad de probar distintos tipos de contenido y ver las reacciones de tus lectores. Que no te afecte si los receptores no leen tu newsletter enseguida. Esto es a prueba y error. Siempre recuerda cómo reaccionas tú a los newsletters que llegan a tu correo. ¿Los lees siempre nada más llegar? ¿O los eliminas inmediatamente porque no te interesa quienes los han enviado? Después de un tiempo, podrás diseñar tus newsletters según la reacción de tu público. ¡Ahora puedes empezar!


¿Alguna vez has enviado un newsletter? ¿Qué aspectos de hacerlo te resultan más difíciles? ¡Déjanos tus comentarios!

Escribir comentario

Comentarios: 0