Cómo convertir a tus clientes satisfechos en embajadores de tu marca

¿Qué es mejor que un cliente fiel? ¡Dos clientes fieles! Cuando llevas tu propio negocio, puede ser complicado cuidar de tus clientes actuales y atraer a los nuevos, mientras te ocupas además de las tareas diarias empresariales. Sin embargo, si te encargas de tus clientes habituales, ellos mismos son los que pueden promocionar tu negocio por ti. Te presentamos 5 maneras de convertir a tus clientes satisfechos en los promotores de tu negocio.

1. Mantén la promesa de tu empresa

Cualquier tipo de empresa promete algo a sus clientes. En Jimdo, nosotros prometemos a nuestros clientes una página web profesional lista en tres minutos. La promesa de tu marca es lo que el público espera recibir de ti. Mantener esta promesa es ganar la confianza y el respeto de tus clientes… y hacer que vuelvan.

¿Qué esperan los clientes de ti?

Échale un vistazo, por ejemplo, a la promesa de los hoteles Hilton: “Nuestra pasión es brindarles la mejor atención a nuestros huéspedes”; o la de Thule Sweden: “Thule te ayuda a transportar lo que desees de manera segura, fácil y con estilo, para que seas libre de vivir tu vida activa”. Las dos empresas presentan ambas promesas completamente diferentes en dos sectores completamente diferenciados, pero ambos indican claramente lo que sus clientes pueden esperar a cambio de su dinero.

 

Como clientes, solemos ser fieles a las marcas que cumplen con sus promesas, lo que se traduce en que tendemos a indagar menos en busca de otras marcas o de menores precios. Los clientes fieles son los candidatos perfectos para convertirse en los promotores de tu negocio. ¿Por qué? Porque ellos han elegido tu marca, no porque hayas invertido millones en que los famosos te promocionen, sino porque ellos confían en los valores principales de tu marca y se identifican con ellos.

2. Reconoce tus errores

Todos nos encontramos obstáculos en nuestros caminos, tanto en los negocios como en la vida real. Lo más importante es saber cómo enfrentarse a ellos. Si vas a solucionar un problema que ha afectado a tus clientes, no tengas miedo de admitir el error. Un cliente frustrado puede aceptar una disculpa sincera sin más, ya que a veces lo único que necesitamos escuchar es un “Siento lo que ha ocurrido, sé que es importante para ti, pero ya estoy intentando solucionarlo”.

 

En 2015, la empresa Apple tuvo que enfrentarse a un gran problema cuando lanzó su servicio de suscripción, Apple Music, con un periodo de tres meses de prueba. Apple anunció que no pagaría los derechos de autor a los artistas por las descargas que hicieran los usuarios de su música durante este periodo gratis. La empresa se vio envuelta en una oleada importante de reacciones negativas de destacadas figuras de la música, una de las más sonadas fue la de Taylor Swift. Al darse cuenta de su error, Apple reaccionó inmediatamente con una disculpa extraordinaria hacia Taylor y otros artistas afectados. Tras el escándalo, Apple cambió su política e incluso consiguió que Taylor colaborara con ellos para respaldar su nuevo servicio Apple Music. Una “gestión de daños” muy bien llevada.

 

Si reconoces tus errores, estás demostrando a tus clientes que eres una persona humana, y si saben que no tienes nada que esconder, recomendarán tu marca con mayor confianza. Pon en práctica la honradez y la transparencia. y verás que, incluso si las cosas se tuercen alguna vez, tu clientela responderá.

3. Da un “gracias” diferente

Con un pequeño esfuerzo, se puede llegar muy lejos. Y cuando se trata de demostrar a tu clientela lo importante que es para ti, la forma en que dices “gracias” puede marcar la diferencia.

 

Muchas empresas envían a sus clientes un correo de agradecimiento o un código de descuento al realizar alguna compra. ¡Activa tu imaginación y haz que tu negocio sea único! Si aún estás en las etapas iniciales del negocio y no tienes una gran base de clientes, aprovecha y añádele un toque personal enviando, por ejemplo, una pequeña nota de “gracias” escrita por ti con cada pedido. Los detalles personalizados no cuestan mucho, pero pueden valer mucho para tus usuarios y hacer que tu negocio esté en boca de todos.

 

Si tienes una empresa grande o si escribir notas no es la solución adecuada, puedes probar con alguna otra forma creativa de agradecer:

 

  • Envía productos de mercadotecnia gratis.

Antes, estos productos consistían en las típicas camisetas y las bonitas pelotas antiestrés. ¡Pero ya no! Hoy es fácil conseguir productos de mercadotecnia aunque tengas un presupuesto acotado. Los pedidos de impresión personalizados son una opción económica y puedes encargar productos que sabes que serán bien recibidos por tu público, como botellas de agua para hacer deporte, sudaderas o incluso auriculares para bluetooth. Elige algo que tus usuarios utilicen frecuentemente y puedan enseñárselo con alegría a sus amigos.

  • Envía un vale para un café.

Es útil, casual y estimula. ¿A quién no le gusta un café o té gratis? Esto funciona especialmente bien si tus clientes no son locales. Mándales un vale para canjear por un café en su lugar preferido (o el tuyo) y diles que el café corre por tu cuenta.

  • Envía un vídeo personalizado.

¡La moda del vídeo está aquí! Y a los clientes les vuelve locos. Cada vez más empresarios están aprendiendo a utilizar los vídeos en Facebook Live para captar clientes, y este año Instragram ha introducido vídeos de una hora por primera vez. Ahora, incluso si tus clientes están desperdigados por el mundo, también puedes decir “gracias” en persona. Es muy fácil y puedes hacerlo simplemente grabando un mensaje en tu móvil o, si quieres algo más creativo, utilizando un editor de vídeo online como Biteable.

 

Sea como sea tu forma de agradecimiento, ¡merece la pena compartirla con tus clientes!

4. Haz que tus clientes conozcan bien tu producto

Los clientes fieles no necesitan ninguna otra razón para comprar cualquiera de tus productos, ¿no? Pensar esto es realmente una idea equivocada. Si consigues que tus clientes conozcan bien tu producto, tu marca se verá beneficiada de dos formas:

  1. Tus clientes podrán sacarle mayor partido a tu producto
  2. Hablarán más convencidos de tu producto con sus amigos o familiares 

Siempre estamos implementando nuevas funciones y realizando pequeños ajustes para que los usuarios de Jimdo puedan mejorar sus páginas web. También actualizamos nuestro blog regularmente, donde algunas veces hablamos de pequeños consejos para tu negocio y, otras veces, anunciamos las actualizaciones como, por ejemplo, en uno de nuestros últimos artículos cómo escribir una página de preguntas más frecuentes. Y cada vez alguno de nuestros usuarios descubre algo nuevo para mejorar su negocio. ¡Todos salimos ganando!

5. Crea un programa de recomendación

Cuando voy a realizar alguna compra, es más probable que adquiera algo que me ha recomendado alguna persona cercana que si me lo ha recomendado un anuncio de televisión. Según un estudio de Nielsen de 2015, el 83 % de los clientes confían en las recomendaciones de personas que conocen más que en cualquier otro tipo de recomendación. El 66 % de estos clientes afirmaron que confían en las opiniones online de otros clientes. Puesto que hoy en día vivimos bombardeados con mensajes de publicidad, para nosotros es una referencia muy valiosa la recomendación de alguien conocido que ya ha probado el producto o servicio y nos cuenta que ha quedado satisfecho. Es lo que se llama “marketing de referencia”.

Si has conseguido que tus clientes queden satisfechos, entonces es muy probable que tengas algunas referencias orgánicas. Introduce un programa de recomendación para darles a las personas un incentivo para interactuar.

¿Qué hace que un programa de recomendación sea efectivo?

  • Todos salen ganando:

Tu cliente habitual, la persona a la que se le recomienda y tu negocio. Todos deben obtener algún beneficio del programa: tu cliente recibe algún regalo, su amigo obtiene lo que necesita y tú ganas un cliente.

  • Un regalo que incentiva la acción.

Si tu producto vale 20 €, ofrecer 5 € por recomendarlo a un amigo puede no ser suficiente para despertar el interés. Motiva a tus clientes con algo que valoren, como el pago de una cuota mensual, un cupón por el valor total de un producto o un descuento del 50 % para el próximo pedido.

  • Es relevante para tus clientes.

Los regalos no tienen por qué ser monetarios. Dropbox ofrece a sus clientes 500 MB de almacenamiento extra por la recomendación. Dado que el espacio de almacenamiento es exactamente lo que buscan sus usuarios, tiene sentido que esto les motive. Este programa de recomendaciones tuvo tanto éxito que Dropbox ganó 4 millones de usuarios en 15 meses.


¿Quieres que tus clientes hablen más de tu negocio? ¡Dales alguna razón para hacerlo! Échale un vistazo a nuestros consejos sobre cómo convertir tu negocio en una marca y ponlos en práctica hoy mismo con una página web Dolphin gratis.

Escribir comentario

Comentarios: 0