Cómo ser la voz de la razón en tu sector en tiempos de coronavirus

Cómo compartir los conocimientos y ayudar durante el coronavirus

En artículos anteriores, hemos estado hablando de cómo trabajar de forma eficiente en casa, qué hacer si el coronavirus afecta tu pequeña empresa o negocio e incluso de cómo trabajar desde casa y cuidar a los hijos a la vez. Sin embargo, hoy queremos indagar en cómo puedes compartir tu experiencia y tus conocimientos empresariales para evitar los rumores y los bulos, y ser la voz de la razón durante esta pandemia.

¿Por qué tus conocimientos son tan importantes ahora?

La información falsa sobre el coronavirus se propaga tanto como el virus, especialmente en las redes sociales. La mayoría de las personas no pretenden compartir información equivocada o incierta, sin embargo, en tiempos de incertidumbre, puede ser complicado detectar la información errónea. Y, si añadimos a la mezcla a unos cuantos oportunistas y provocadores que solo buscan su beneficio económico, el cóctel puede ser explosivo. Por eso resulta tan difícil para las personas saber adónde dirigirse o qué creer. 

 

Aquí es donde los profesionales como tú entran en el juego. Si generas buen contenido informativo y participas en debates online, puedes ayudar a poner los puntos sobre las íes en los temas que dominas. Puedes utilizar tus conocimientos expertos en el sector para explicar cómo funcionan las cosas realmente en el terreno y ayudar a los clientes con algunos de los problemas que están teniendo mientras están aislados en casa. Todo esto lo puedes hacer incluso si ahora tu empresa está cerrada.

No soy sanitario, ¿de qué puedo hablar?

Incluso aunque no trabajes en el campo de la medicina o la salud, seguramente cuentes con unos conocimientos muy útiles para muchos de tus clientes durante estos duros momentos.

 

Si eres contable, tus conocimientos sobre cómo una pequeña empresa puede recortar gastos o solicitar alguna ayuda serán muy apreciados y útiles. Si eres profesor de primaria, tus ideas para hacer actividades con los niños en espacios cerrados serán muy bien recibidas por algunos padres en estos momentos. Hay expertos de iluminación que ofrecen consejos sobre qué hacer para que las videollamadas se vean bien y peluqueros que guían a los clientes para cortarse el flequillo en casa.

 

Hace poco escuché una entrevista en la radio con el dueño de una empresa de producción de papel higiénico. ¿Quién hubiera imaginado que sus conocimientos sobre la cadena de suministro de papel higiénico iban a despertar tanto interés?

 

Te presentamos algunos consejos sobre cómo puedes aportar tus conocimientos.

Cómo aportar tus conocimientos y ser una referencia

1. Mantente en tu campo de conocimiento

Todos hemos visto cuántos “expertos” salen de la nada cuando aparecen nuevas noticias. Es parte de la naturaleza humana tener una fuerte opinión sobre un tema, incluso aunque no sepamos mucho al respecto.

 

Justo en este momento, es aún más importante que ofrezcas tu opinión profesional únicamente en los temas relacionados con lo que haces. Antes de publicar algo, pregúntate si tienes datos o hechos que puedas utilizar para respaldar tus puntos, o si existen publicaciones o cuentas con formación específica del sector a las que puedas hacer referencia. Es aquí donde tu contribución va a adquirir gran valor.

2. Actualiza tu página web con información del momento

Ahora es un buen momento para incluir recursos en tu página web que puedan servirles a las personas con dificultades.

 

Piensa en las preguntas que ya te han hecho algunos clientes y actualiza tu página de preguntas frecuentes con algunas de ellas. Esto puede incluir cuestiones específicas sobre tu empresa (si está abierta, qué estás haciendo para responder a la crisis) o algunas más generales sobre tu sector. Romper mitos puede ser de gran ayuda ahora mismo.

 

Si llevas un restaurante que está ofreciendo comida para llevar, podrías dar información sobre las precauciones de seguridad que estás tomando en tu cocina para mantener la seguridad de los trabajadores. Si eres instructor de yoga, entrenador o terapeuta, podrías compartir recursos en tu página web para ayudar a las personas a combatir el estrés.

 

Muchas personas se están apuntando a la tendencia de las transmisiones por internet, pero si no es lo tuyo, también puedes escribir contenido. Si lo haces bien, la información veraz y de calidad que presentes en tu página puede captar la atención tanto de los motores de búsqueda como de las personas que buscan respuestas.

3. Materializa tu voz

El paso más lógico es empezar a participar en las redes sociales, en foros online y en grupos de debate. Mantén tu tono neutral y con autoridad, no pierdas el tiempo entrando en el juego de los provocadores. Intenta plantear tus respuestas de forma genuinamente servicial y evita la promoción directa de tu empresa. Si los lectores quieren saber más sobre ti, pueden seguirte o hacer clic en el enlace de tu perfil para obtener más información.

 

También puedes empezar contactando con los medios de comunicación. Utiliza la página de prensa de tu página web (o crea un kit de prensa si todavía no lo tienes) para hacer una lista de los temas sobre los que puedes hablar. Los periodistas y reporteros están en búsqueda de expertos, y tu página web es una de las mejores formas de que den contigo.

 

¿Qué estás haciendo que despierte el interés en estos momentos? Puede que hayas adaptado tu modelo de empresa para seguir sirviendo a tus clientes durante el aislamiento o hayas encontrado una forma creativa de colaborar con tu comunidad. Muchos periódicos están buscando nuevas historias y nuevas perspectivas. Comparte las tuyas, sea con el periódico local o con uno de tirada nacional. Los periodistas están deseando encontrar información reputada y nuevas historias diferentes que contarles a sus seguidores. ¡Haz que cuenten la tuya!

4. Amplía la voz de otros expertos

Como profesional de tu campo, tienes la ventaja de saber cuáles son las buenas fuentes de información. Puedes pensar, “Claro, esta revista semanal es mucho mejor que ese boletín diario. Todo el mundo lo sabe”, pero la cosa es que no todo el mundo lo sabe como tú. Puedes utilizar tus redes sociales y tu página web para indicar a las personas cuáles son los recursos, estudios o datos más fiables.

 

Si no quieres escribir o hablar directamente en primera persona, puedes contactar con otros expertos de tu sector que también saben de lo que hablan y compartir su trabajo. 

5. Piensa antes de compartir

Es muy fácil caer en la trampa de compartir información falsa, incluso sin quererlo. Todos nosotros podemos poner de nuestra parte para evitar la difusión de mentiras o falsedades.

 

Recuerda las reglas de oro para reconocer información falsa en internet: leer el artículo completo, no solo el título; prestar atención a la fuente del artículo para comprobar que es reconocida; preguntarse si la persona que habla está intentando vender un producto al mismo tiempo, etc. Aquí tienes más formas de detectar noticias falsas.

Reglas para detectar noticias falsas

Si procuras compartir únicamente información veraz, estarás construyéndote una reputación de fuente de información confiable y respetable.

Ser la voz de la razón es un servicio público. Sin embargo, también beneficia a tu carrera gracias al público y a la autoridad que ganas. Los pasos que des aquí pueden crear una imagen de ti como empresario sincero y experto en su campo.

 

Si ahora no estás trabajando o tu empresa está cerrada, participar en este tipo de conversaciones puede ayudarte también mucho moralmente. Reactivas tus conocimientos profesionales, ayudas a las personas a resolver sus problemas y sabes que estás aportando soluciones. Este también es un modo de ver el lado positivo de las cosas en estos momentos.

Escribir comentario

Comentarios: 0