Prueba de usabilidad para páginas web: guía de consejos de expertos

Ilustración de prueba de usuario A-B

Las pruebas de usuario o usabilidad son una de las mejores formas para hacer que tu página web tenga éxito. Lo mejor es que no requiere de un presupuesto enorme, ni de diseñadores, debates de grupos expertos o un análisis profundo. De hecho, puedes llevar a cabo una prueba de usabilidad por tu cuenta, con solo algunas personas.

¿Qué es la prueba de usabilidad para páginas web?

La prueba de usabilidad (o test con usuarios) es una gran herramienta para comprender la forma en que los visitantes interactúan con tu página web. El proceso es simple: observas a alguien que navega por tu página web mientras esa persona describe en voz alta lo que está haciendo.

 

Una vez que detectas dónde los visitantes tienen problemas o experimentan atascos, puedes reparar las partes de tu sitio web que pueden resultar confusas o poco claras.

¿Cómo llevar a cabo una prueba de usuario en tu página web?

  1. Busca amigos o voluntarios que estén dispuestos a ayudarte. No te preocupes demasiado por encontrar al usuario de prueba “perfecto”. Dado que estás evaluando el comportamiento universal en una página web, cualquiera puede hacerlo.
  2. Dale al usuario de la prueba una tarea específica para que realice en tu página web y luego observa lo que hace. Pídele que narre en voz alta cada clic que haga para que puedas comprender su razonamiento.
  3. Pide tareas indefinidas. Sin pistas, por ejemplo, en lugar de decir “Utiliza el menú de navegación para encontrar la página <Contacto>”, explica: “Si quisieras ponerte en contacto conmigo, ¿qué harías?”.
  4. Aplica a tu página web lo aprendido durante la prueba. Si el usuario de la prueba se encuentra con un problema, utiliza esta información para mejorar el diseño de tu web.

¿Cuáles son las ventajas de realizar una prueba de mi página web?

La prueba de usabilidad no tiene que ver con recolectar opiniones de tus visitantes, como cuál es el color que más les gusta. Se trata de ver cómo se manejan en tu sitio en la vida real. Y esto es importante ya que, por lo general, hay una gran diferencia entre lo que las personas dicen que hacen y lo que hacen en realidad.

 

Además, es complicado evaluar tu propia web porque tú ya sabes cómo debería funcionar. Los usuarios de prueba se enfrentan a tu sitio sin conocerlo y, por ello, pueden detectar problemas que a ti se te estén pasando.

Las mejores prácticas para recopilar opiniones de los usuarios

Hay servicios como Usertesting.com donde puedes pagar para que alguien te evalúe tu página web. Si se te va del presupuesto, puedes hacerlo por tu propia cuenta:

  • Contratas a tus propios usuarios de prueba y te sientas a su lado mientras prueban tu sitio y realizan algunas tareas simples dentro de este.
  • Puedes hacer pruebas de usuario con cinco personas, dedicando no más de 15 minutos a cada una de ellas. Si no pueden ser cinco, recuerda que hasta una sola prueba con una persona es mucho mejor que no realizar ninguna.
  • Lo mejor es hacer el test con tus clientes o con tu público objetivo, pero también sirve si lo haces con algún familiar, con tus amigos o con cualquier persona que esté dispuesta a ayudarte.

¿Quieres más consejos sobre el diseño de tu web? Con el plan Unlimited de Jimdo, tendrás una revisión de diseño experta y personalizada para mejorar la experiencia de usuario en tu página web.

¿Qué debes preguntar para realizar la prueba de usabilidad de tu página web?

Para obtener buenos resultados, lo ideal es que los usuarios de la prueba no anden por tu página web haciendo clic al azar sin saber dónde ir ni lo que tienen que hacer.

 

Algunos expertos recomiendan presentar situaciones para las tareas. Por ejemplo, puedes decir “estás organizando una cena de último minuto y necesitas encontrar una receta para dietas vegetarianas y apta para niños”, en lugar de decir “encuentren una receta vegetariana”. Crear una historia simple ayuda a los usuarios a identificarse con la tarea en cuestión y a reaccionar de forma natural. Y, ¡eso es lo que buscas!

 

A continuación, te presentamos algunas ideas para ayudarte a plantear las tareas:

  • ¿Qué es lo primero que mis visitantes quieren encontrar? Quizás tus horarios de apertura o tu información de contacto. Si tu visitante no puede encontrar esta información rápidamente, es posible que “rebote” y que abandone tu sitio.
  • ¿Qué es lo más importante que quiero que hagan mis visitantes? Por ejemplo, puedes pedirles a tus usuarios que realicen una compra en tu tienda online o, si consideras importante que vean tu portafolio, que encuentren ejemplos de tu trabajo.
  • ¿Qué es lo que tienen que hacer los visitantes para convertirse en clientes o para concretar la acción que deseas? Por ejemplo, hacer un pago o suscribirse a un boletín informativo. Si la persona se atasca en alguno de estos momentos clave, no importa qué tan bonito se vea tu sitio, la página web no estará cumpliendo su objetivo.
  • ¿Tu sitio funciona bien en móviles? Pídeles a los usuarios que lleven a cabo ciertas tareas básicas desde sus móviles para asegurarte de que tu sitio cumple con las mejores prácticas de diseño de páginas web para móviles.

Además, recuerda no dar pistas en las instrucciones. Si lo haces para que lleven a cabo una tarea de una forma determinada, nunca sabrás cómo interactúan realmente los usuarios con tu página web. 

Conclusión: cómo obtener opiniones sobre tu página web

Lo bueno de las pruebas de usabilidad es que pueden ser tan simples o tan complejas como tú quieras. De cualquiera de las dos formas, obtendrás perspectivas interesantes sobre cómo funciona tu página web en la vida real, con personas reales.


Escribir comentario

Comentarios: 0