Ayuda a los clientes a decidirse con una guía de compra

Ilustración que representa a un hombre orientado hacia qué comprar gracias a una guía de compras

Ya sea que trates de comprar una lámpara, un teléfono o un par de botas para montaña, observarás siempre lo mismo: existen muchísimas opciones. Todas ellas parecen interesantes y elegir una puede resultar agobiante.

En esta etapa inicial del viaje del consumidor, una guía de compra puede ser de mucha ayuda para los clientes. Están buscando un producto pero todavía no saben qué ni cómo priorizar. Con la guía, puedes acompañarlos en la toma de decisiones inteligentes y posicionar tu empresa como un punto de referencia fiable.

Cómo crear una guía de compra

Es posible que sea la primera vez que tu público objetivo vea tu producto y no tenga mucha información. Una guía de compra les ofrece a los clientes un panorama claro y estructurado sobre los datos fundamentales y les ayuda a tomar decisiones importantes.

  1. Recopila las preguntas de los clientes de conversaciones, foros o redes sociales de venta que tus clientes frecuentan para descifrar qué es lo que más les cuesta a la hora de decidirse.
  2. Crea una lista con las preguntas y respuestas más importantes y explica cuándo escoger un tipo o una categoría de producto determinados.
  3. Revisa tu guía para ver si la información que incluyes es objetiva y si puedes respaldarla con otros detalles y datos específicos.
  4. Pide ayuda a revisores para que marquen las palabras que no entienden y que te indiquen si la guía, una vez leída, les ha convencido para adquirir un producto.
  5. Publica la guía en tu página web y optimízala para los motores de búsqueda.

 

¿Cuáles son las ventajas de una guía de compra?

Ayudar a los clientes es de por sí un buen objetivo, pero los negocios también necesitan vender para sobrevivir. Una guía de compra es una herramienta ideal para aumentar tus ventas de manera indirecta:

  • Crea fiabilidad y se convierte en un punto de referencia gracias a los conocimientos compartidos. Los clientes elegirán comprarte a ti y no a la competencia.
  • Inspira confianza a los clientes para elegir tu producto en lugar de sentirse agobiados y querer abandonar tu página web.
  • Dirige a los clientes al producto correcto evitando así las devoluciones.

Una guía de compra también puede contribuir muy positivamente a tu SEO: las preguntas que menciones en tu guía son palabras clave ideales para atraer a más clientes en Google.

Haz una lista con las preguntas más relevantes

Para ello es importante una buena estructura. Empieza simplemente haciendo una lista con las preguntas más relevantes sobre el producto. Puedes mencionar las distintas opciones que hay disponibles y explicar para qué ocasión sirve cada opción.

 

Ejemplo:

 

“¿Quieres unas botas para el clima cálido o frío?

 

Las botas de cuero para montaña son aptas para el clima cálido, ya que son transpirables y evitan mejor la aparición de ampollas. Para las zonas más frías, las botas sintéticas son más recomendables, porque aíslan mejor la temperatura y mantienen los pies más cálidos”.

 

Estos datos básicos permiten a los clientes nuevos conocer los distintos materiales de unas botas para montaña y escoger las más convenientes para ellos. La información en tu guía de compra les da más confianza a la hora de comprar.

 

En una guía de compra, tus clientes descubren las preguntas que deberían plantearse a la hora de comprar ese determinado producto o servicio. Eso las diferencia de una página de preguntas frecuentes, donde tus clientes encontrarán preguntas que de por sí se realizan más frecuente y generalmente.

La información objetiva crea confianza

Durante la etapa de la consideración, los clientes aún no están listos para comprar: quieren comprender qué es lo que se adapta a sus necesidades. Lo que les dará esta información serán hechos objetivos y claros, no un marketing avasallador o un discurso de venta.

 

Aprovecha estos hechos para darles la información necesaria y que encuentren el producto que buscan. Sentirán que pueden confiar en ti. Asimismo, los hechos objetivos y los números también demuestran tus conocimientos y profesionalidad en el tema. Esa combinación de confianza, conocimiento y profesionalidad vuelve muy atractiva a tu empresa.

Mantén la sencillez

Recuerda que estás escribiendo esta guía de compra para personas que nunca antes han comprado este producto. Ayúdales explicándoles el significado de las palabras del lenguaje técnico que utilizas. ¿No tienes la certeza de que tu texto sea lo suficientemente claro? Pídeles a algunos amigos que lo revisen y que te indiquen las palabras que no conozcan.

Anima a los clientes a apostar por tu producto

Antes de realizar una compra, los clientes suelen buscar en internet información sobre el producto que quieren. Durante esta etapa, una guía de compra puede ser muy útil. Es posible que los clientes potenciales consulten tu página de precios para ver si los productos entran dentro de su presupuesto o tu página Acerca de para conocer la historia y los valores de tu empresa.