Cómo tu empresa puede ayudar contra la crisis del coronavirus

7 formas para que tu empresa ayude a las pequeñas empresas

Todas las empresas empiezan desde cero. Es en los primeros momentos donde sientas los pilares para los años posteriores, tomas riesgos, aprendes lecciones y creas la estabilidad. Algunos de estos negocios se convierten en empresas más grandes, como Jimdo, mientras que otros se hacen autónomos especializados o proporcionan servicios de forma local. Todos ellos añaden variedad e innovación a las comunidades locales.

Estas pequeñas y medianas empresas están enfrentándose a un gran desafío en estos momentos. Si alguna vez te habías propuesto ayudar al comercio local, este es el momento de hacerlo. A través de acciones sencillas, puedes ayudar a los dueños de estas pequeñas empresas locales a superar esta crisis.

 

Seamos claros, queremos que todas las empresas sobrevivan. Sin embargo, algunas tienen un respaldo económico mayor que otras. Si tu empresa puede aguantar el golpe, estás en una situación privilegiada para ayudar a las demás. Incluso sin una gran cantidad de dinero, hay mucho que puedes hacer para apoyar a otras empresas.

  • Encarga grandes proyectos a pequeñas empresas
  • Déjate asesorar por alguna pequeña empresa
  • Deja propina
  • Dales a las pequeñas empresas más tiempo para el envío
  • Amplía los plazos de pago
  • Exige un poco menos
  • Contribuye con donaciones

1. Encarga grandes proyectos a pequeñas empresas

Un gran proyecto es el mejor regalo que le puedes hacer al dueño preocupado por la economía de su empresa. Esto es siempre así, pero ahora más. Un gran proyecto que suponga un montón de horas de trabajo y una seña por adelantado pueden ser la diferencia entre la estabilidad y la preocupación constante.

 

¿Querías traducir tu página web, crear contenido educativo o rediseñar tu oficina? Es el momento de hacer estos encargos a las pequeñas empresas.

2. Déjate asesorar por alguna pequeña empresa

Si eres una empresa grande, seguramente tengas un gran equipo. Sin embargo, ellos solo trabajan para ti. Las pequeñas empresas suelen trabajar con una gran variedad de clientes, lo que les brinda un conocimiento de primera mano de cómo los diferentes empresarios hacen las cosas. Esta amplia experiencia significa que ellos desarrollan a menudo una perspectiva mucho más grande que te puede aportar esas ideas nuevas que tanto necesitas.

 

¿Por qué no encargarle al dueño de una pequeña empresa una revisión de tu trabajo? Pide a un contable independiente que compruebe tus libros o te dé recomendaciones, contrata a un catering local la elaboración de un nuevo menú vegetariano o pregúntale a un librero cómo puedes organizar mejor tus archivos.

3. Deja propina

No solo nos referimos a dejar propinas en restaurantes o cafeterías. ¿Acaso la ferretería no tiene un pequeño bote de propinas? ¿Tu tienda de libros favorita ha puesto en marcha una campaña para recaudar fondos? ¿Te gustaría apoyar a alguna empresa local? Habla con ellos. O, si trabajas de forma autónoma, ¿por qué no redondear la tarifa a un buen precio? O todavía mejor, recomienda el producto a tus conocidos y familiares.

4. Dales más tiempo a las pequeñas empresas para las entregas

¿Cuán alta es tu productividad trabajando desde casa, con niños encerrados reclamando continuamente tu atención? A muchas personas que llevan su empresa les está resultando difícil ser productivas en este momento, a lo que se suma el adaptarse a trabajar desde casa. Si les das más tiempo para las entregas, es un detalle que agradecerán enormemente.

 

¿Realmente necesitas el informe para el viernes? ¿O para la próxima semana también te vale? Si un proyecto tiene menos prioridad debido al coronavirus, ayúdales dándoles mayor flexibilidad a las pequeñas empresas o autónomos para que puedan gestionar su calendario.

5. Amplía los plazos de pago

Si llevas una empresa, seguramente tengas plazos estándar para los pagos y recordatorios de pagos ya agendados. Ahora mismo, las pequeñas empresas están intentando cubrir sus gastos con muchos menos ingresos. Puedes ayudarles ofreciéndoles más tiempo para pagar.

Por supuesto, tu propio negocio también necesita dinero para sobrevivir, pero si tienes un respaldo económico suficiente, es el momento de demostrar que eres un socio único. Invierte en tus relaciones y ayuda a otras empresas a mantenerse a flote.

 

Si trabajas para una empresa grande, pregunta a los directivos si pueden considerar esta opción.

6. Exige un poco menos

Nadie está diciendo que debas aceptar de repente trabajos de mala calidad, pero ¿supone tanto realmente que el autónomo invierta una hora menos en el informe? Si el documento es únicamente para uso interno, ¿puedes simplificar la tarea o formatear el archivo tú mismo?

 

Echa un vistazo a los trabajos que los autónomos están haciendo por ti y pregúntate cómo puedes reducir su carga de trabajo. ¿Cuáles son las partes fundamentales de la tarea y cuáles te gustaría tener, pero no son tan indispensables?

7. Contribuye con donaciones

Existen fondos ahí fuera destinados especialmente a ayudar a las pequeñas empresas en apuros. Con una donación, puedes colaborar con las personas que más lo necesitan. Tu aportación económica puede ser clave para que algunas personas no pierdan su trabajo y una empresa pueda continuar formando parte de la economía global.

 

También puedes ayudar a las empresas indirectamente con donaciones para la investigación o proyectos para la lucha contra el virus. Si no tienes fondos para donar, también puedes poner tus habilidades informáticas, médicas, etc. a disposición de un proyecto de investigación contra el virus.

 

No solo las empresas pueden ayudar. Existen un montón de formas para ayudar a las pequeñas empresas como consumidor.

Comparte o participa

¿Tienes más consejos o ideas para nosotros? Compártelas en nuestras cuentas de Instagram, Twitter o Facebook para que podamos actualizar esta lista. ¡Gracias por tu ayuda! 

Si estos consejos te han servido de ayuda, compártelos con otras personas. Nuestras acciones son clave para las opciones de supervivencia de las pequeñas empresas de ahí fuera.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0