Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

Todo el mundo quiere que su página web salga primera en los resultados de búsqueda en Google, pero ¿alguna vez has intentando aparecer en la posición cero? Exacto, has leído bien. Desde el 2014, Google ha estado añadiendo fragmentos destacados (o “featured snippets”) y cuadros de respuestas que aparecen en la “posición cero”, justo encima de los resultados de búsqueda típicos. Los cuadros de respuestas son útiles, fáciles de clicar y tienen una ubicación principal que ayuda a aumentar el tráfico. ¿Es posible conseguir ese lugar destacado para tu propia página web?

En este artículo, te contamos qué es un fragmento destacado o featured snippet, cuál es su utilidad y cómo puedes lograr que tu página web aparezca en un cuadro de respuesta.

¿Qué es un fragmento destacado de Google o featured snippet?

Un fragmento destacado es un cuadro de respuesta en Google que aparece por encima de los demás resultados de búsqueda y por debajo de los anuncios. Los puedes ver en un pequeño marco, con un breve párrafo y una imagen.

Ejemplo de fragmento destacado de Google.
Aquí se ve cómo es un fragmento destacado de Google. El párrafo tiene 43 palabras.

No todas las búsquedas cuentan con un fragmento destacado, pero aparecen cada vez con más frecuencia. La mayoría de los fragmentos destacados se ven como párrafos, pero también pueden incluir listas, tablas y vídeos.  Por lo general, aparecen cuando escribes tu búsqueda en forma de pregunta.

¿Por qué es importante un fragmento destacado?

Actualmente, solo el 15% de las búsquedas tienen este tipo de cuadro de respuesta, pero cada vez se verán más. Los fragmentos destacados facilitan encontrar la respuesta que estamos buscando de forma rápida, por eso son tan interesantes. Y, sobre todo, son de mucha ayuda para los visitantes con dispositivos móviles, que abarcan la mayor parte del tráfico online.

Así mismo, son útiles para los asistentes digitales de voz, ya que Siri o Alexa pueden leer el cuadro de respuesta para que tú lo escuches.

No obstante, ¿existe la posibilidad de que las personas lean la respuesta y no hagan clic en la página web? Según Google, los fragmentos destacados no disminuyen el tráfico por clic. Otros tipos de posicionamientos en buscadores coinciden en que lograr que tu página web aparezca en la ubicación principal vale la pena cuando se trata de dar a conocer la marca, aunque no todas las personas le den clic. Si te interesa, Google tiene más información aquí sobre cómo funcionan los fragmentos destacados.

¿Cómo logro que mi página web aparezca en un cuadro de respuesta de Google?

  1. Piensa en preguntas comunes de tus clientes.
  2. Controla si esas preguntas ya tienen fragmentos destacados.
  3. Escribe tu propia respuesta en formato de fragmento destacado.
  4. Incluye la respuesta en tu página web con el formato adecuado. 

Lamentablemente, no puedes marcar tu página web como fragmento destacado ni solicitárselo a Google. La decisión de indexar tu página web es de Google y, como con la mayoría de los consejos sobre SEO, conseguirlo es todo un arte.

Sin embargo, con algunos simples ajustes, puedes hacer que tu contenido sea más atractivo y tenga más posibilidades de aparecer en un fragmento destacado. Esto es así aunque tu página no salga en primera posición en los resultados de búsqueda.

Esto sucede porque Google también toma fragmentos destacados de las páginas web con un posicionamiento más bajo, siempre y cuando sea una web segura y fiable y el texto responda a la pregunta. Así que ¡es posible lograrlo!

1. Piensa en las preguntas comunes de tus clientes

Para muchas personas, esto implica realizar la búsqueda de palabras clave, pero no dejes que eso te desanime o te retrase. Si llevas tu propio negocio, es posible que ya conozcas muchas de las preguntas que tienen tus clientes potenciales.

No te centres en preguntas cerradas que puedan responderse en dos o tres palabras, o preguntas específicas sobre tu negocio, como “¿la tienda abre los sábados?”. Es mejor pensar en preguntas más amplias que alguien pueda preguntar en el mercado sobre el tipo de producto o servicio que ofreces, incluso si nunca antes han oído hablar de tu negocio.

Si vendes sombreros, puedes jugar con una pregunta como “¿cómo saber cuál es mi talla de sombrero?”. Si llevas una fontanería, la pregunta puede ser “¿cómo arreglar la pérdida de agua de un grifo?”. También puedes brindar definiciones para ciertos términos comunes en tu sector.

Cuando escribes este tipo de contenido general de alta calidad, las personas lo encontrarán y se dirigirán a tu página web. Y así, te conocerán a ti y sabrán sobre el trabajo que haces.

2. Comprueba si esas preguntas ya tienen fragmentos destacados

Una vez que tengas algunas ideas de preguntas, es momento de hacer un análisis de la competencia y ver quién tiene el cuadro de respuestas para estas preguntas. ¿Son respuestas buenas?

Si no lo son (y algunas no lo son, incluso según el estándar de Google), es tu oportunidad de quitarles el podio. Si todavía no hay cuadros de respuestas, entonces intenta con una pregunta diferente.

Según las investigaciones de SEO, resulta mejor trabajar con cuadros de respuestas existentes con contenido de mala calidad que intentar escribir contenido para un cuadro de respuesta que aún no existe y esperar que Google cree uno.

3. Escribe tu propia respuesta en formato de fragmento destacado

Ahora es el momento de sentarte y responder tu pregunta objetivo sin rodeos, con precisión y de forma literal.

Google busca respuestas obvias y claras, no información rebuscada. En definitiva, eso es todo lo que importa en un cuadro de respuestas. Intenta escribir entre 50 y 75 palabras. 

Usa un lenguaje sencillo y sin tecnicismos, es decir, palabras que cualquier persona pueda entender. Escribe con precisión y de forma directa, sin intenciones de vender. No es momento de elaborar una respuesta única que nadie más tenga. Te irá mejor si tu respuesta coincide con otras fuentes fiables online.

4. Incluye la respuesta en tu página web con el formato adecuado

Ahora que ya escribiste tu respuesta, es momento de incluirla en tu web. Y si lo haces con un formato sencillo, puede que Google reconozca tu contenido como útil y lo incluya en un cuadro de respuestas.

  • Usa el formato H1 o H2 (título grande y mediano en Jimdo) para la pregunta y luego el formato de párrafo o texto normal para la respuesta. Seguir este modelo organizativo hace que sea más fácil para los buscadores rastrear y entender tu contenido.
  • También optimiza tus imágenes con textos alternativos y leyendas.
  • Ubica el título con la respuesta objetivo tan cerca como puedas, ya que esto indica que puedes ser un buen candidato para obtener un cuadro de respuestas. Por ejemplo, escribe “Cómo enseñarle a tu perro a sentarse” vs. “Trucos básicos de entrenamiento de perros”

¿Dónde debes poner estas respuestas en tu página web? Lo mejor sería incluirlas en la sección de preguntas frecuentes o en la sección de guía de compras en tus páginas de productos. Sin embargo, puedes responder estas preguntas en cualquier parte de la web. Solo asegúrate de poner las respuestas en un lugar lógico e introducirlas con un título.

Aunque obtener un fragmento destacado conlleve un proceso de prueba y error, ¡vale la pena!

Intentar obtener un cuadro de respuestas puede ser una experiencia divertida y le servirá a tu página web. Incluso si no consigues el tan ansiado fragmento destacado después de seguir estos pasos, igual te aseguras que tu página web es de buena calidad y tiene contenido útil. Y eso, a la larga, resulta tremendamente positivo para tu negocio, tu SEO y tus clientes. Para obtener más información sobre el tema, échale un vistazo a nuestra Guía de SEO para principiantes.

Crea la página web para tu negocio con Jimdo.

Maggie Biroscak
Maggie es escritora y editora en Jimdo. En sus trabajos anteriores, ha editado para organizaciones sobre medio ambiente, ciudades y negocios sostenibles. Si no está cerciorándose del uso correcto de la puntuación, la puedes encontrar acampando, cocinando o leyendo revistas científicas.
Producto recomendado

Página web Jimdo