Cómo conseguir más reservas a través de tu página web

Cómo conseguir más reservas a través de tu página web

Mientras tú te desconectas y haces otras cosas, tu página web se encarga de atraer nuevos clientes de forma constante. Al menos, ese es el objetivo de todo emprendedor, ¿verdad? Es por eso que muchas empresas dan la opción a sus visitantes de realizar sus reservas a través de la página web. Se pueden hacer para organizar una reunión, para reservar las entradas de un concierto o para reservar una mesa en un restaurante.

Lo más importante es que configures tu página web de manera tal que logres que la mayor cantidad de visitantes posible realice alguna reserva. Lee este artículo y aprende cómo puedes obtener más reservas a través de tu página web y cómo analizar el rendimiento de tu página. ¡Préstales atención a los siguientes consejos!

  1. Elige el método de reservas que más te convenga
  2. Destaca la opción de realizar una reserva
  3. Inspira confianza en tus clientes
  4. Incluye un botón “call to action” claro y conciso
  5. Consulta las estadísticas
  6. Experimenta: ¡busca lo que mejor funcione para ti! 

1. Elige el método de reservas que más te convenga

La mayoría de páginas web tienen un mismo objetivo: que cuando un cliente realice una reserva o un pago para una fecha o un horario determinados, la acción aparezca de forma automática en la agenda empresarial. Para que esto suceda, necesitas obtener cierta información sobre tus clientes; y, para ello, las diferentes empresas recurren a diferentes métodos.

Reservas por teléfono

Publicas tu número de teléfono en tu página web para que los clientes puedan llamar y ultimar los detalles de la reserva.

 

Ventajas

  • Se trata de una opción sencilla para todo tipo de clientes
  • Le añade un toque más personal al proceso y permite entablar una relación
  • Te ayuda a identificar las necesidades de tus clientes de forma rápida

Desventajas

  • No siempre es un buen momento para recibir una llamada
  • Solo puedes confirmar una reserva a la vez
  • El tiempo que dure la llamada dependerá de la persona que llame

Hablar por teléfono con los clientes es útil siempre y cuando el tipo de trabajo que hagas te permita interrumpir lo que estés haciendo para conversar. Por ejemplo, si tienes una cafetería o una casa de alquiler vacacional.

Reservas por correo electrónico

Incluyes tu dirección de correo electrónico o un formulario de contacto en tu página web para que los clientes puedan escribirte un mensaje y tú puedas contestarles para confirmar los detalles de la reserva.

 

Ventajas

  • Se trata de una opción sencilla y práctica para los clientes
  • Puedes tomarte un momento entre medio de tus otras tareas para verificar tus correos y responder a ellos
  • Si usas plantillas, te ahorras tiempo

Desventajas

  • Muchas veces, los clientes no saben qué información necesitas exactamente
  • Llegar a un acuerdo en cuanto a los detalles puede llevar tiempo y significar recibir y contestar varios correos
  • Las personas generalmente esperan una respuesta inmediata

Ofrecer la opción de realizar reservas por correo electrónico es una opción práctica si tus clientes suelen necesitar cosas especiales. Por ejemplo, si te dedicas a organizar eventos como conciertos o bodas.

Servicios de reserva

Incluyes un botón en tu página web con un enlace que conduce a un servicio de reservas, y tus clientes introducen toda la información necesaria

 

Ventajas

  • Se trata de una opción sencilla y práctica para los clientes
  • Los clientes saben con exactitud cuál es la información que necesitas
  • Te ahorra tiempo que puedes dedicar a otras tareas

Desventajas

  • La mayoría de los servicios de reserva son de pago
  • Puede considerarse como una experiencia menos personalizada
  • Requiere un acceso permanente a internet

Si obtienes muchas reservas y solo necesitas información estándar por parte de tus clientes, ¡esta es la opción perfecta! Por ejemplo, si tienes una página web de restaurante o de entrenamiento deportivo. 

 

Puedes decidir qué método va mejor con tu negocio. Por lo general, cualquiera está bien para tus clientes siempre y cuando logres que el proceso sea claro y fácil de usar. Para ti, que llevas el negocio, el método de reserva que elijas puede marcar la diferencia según la forma en que trabajes. ¡Sabemos la cantidad de distracciones con las que ya tienes que lidiar!

Confirmación de la reserva

Cuando un cliente te contacta, desea saber si has recibido su mensaje. En el momento en que un cliente envía un correo o rellena un formulario, todo lo que puede hacer es esperar. Es importante que hagas un seguimiento de la consulta de tus clientes lo antes posible para asegurarles que recibiste su mensaje y mostrarles que llevas tu negocio de forma profesional, en el que pueden confiar.

 

¿Cómo estás gestionando esta situación actualmente? ¿Qué sucede entre el momento en que un cliente te contacta y el momento en que le respondes?

 

Crear una respuesta automática para todos los clientes que envían un mensaje siempre ayuda. Puedes incluir los siguientes pasos. Por ejemplo, si necesitan esperar para que se apruebe su reserva o si tan solo necesitan presentarse un determinado día. Incluir un mapa y direcciones sobre cómo llegar adonde estás también es un detalle bonito.

 

Muchos servicios de reserva te dan la opción de enviar una confirmación de recepción, como una respuesta automática, e indican si las reservas se aprueban automáticamente. Esto le dará claridad a tus clientes de inmediato. Algunos servicios incluso sincronizan las nuevas reservas con tu calendario digital.

Preguntas que debes hacerte:

  •  ¿Qué tipo de método de reserva estás usando?
  • ¿Funciona bien para ti? ¿Consigues todas las reservas que deseas?
  • ¿Funciona bien para tus clientes?
  • ¿Qué ven tus clientes después de solicitar una reserva?
  • ¿En qué momento los clientes saben si sus reservas están confirmadas?

2. Destaca la opción de realizar una reserva

Si tu método de reserva funciona, es importante que sea fácil de usar. Comienza por hacerlo claramente visible en tu página web. ¡Tus visitantes solo pueden usar tu función de reserva si la ven! 

 

No todos los navegantes visitarán cada subpágina de tu página web. De hecho, solo unos pocos se atreverán a ir más allá de tu página de inicio. Si tu botón de reserva está escondido en una subpágina, puede que tus visitantes nunca lo vean. Puedes evitar esto con facilidad si añades un botón en tu navegación, donde todos tus visitantes lo vean. Gracias al diseño optimizado de tu página web, tu botón en la navegación se verá claro como el agua también en teléfonos móviles. También puedes añadir un Bloque de reservas en cada subpágina.

 

Otra opción es crear una subpágina especialmente para “Reservas”. Simplemente añade un Bloque de reservas junto con respuestas a las preguntas que los clientes suelen hacer antes de comprar.

 

¿Necesitas inspiración? Échale un vistazo a las siguientes preguntas que debes plantearte, pero no te conformes y observa también la forma en que tus competidores manejan las reservas.

Preguntas que debes hacerte:

  • ¿Hay un botón de reserva en tu navegación?
  • ¿En cuántas subpáginas aparece tu botón de reserva?
  • ¿Tienes una subpágina especialmente para reservas?
  • ¿Mencionas la opción de reservar en tu texto?

3. Inspira confianza en tus clientes

Tienes un sistema que funciona y es imposible perder de vista a tu botón de reserva. Pero… ¿inspiras en tus visitantes la confianza necesaria para que reserven de inmediato?

 

Antes de realizar una reserva, los clientes quieren saber lo que está incluido. Por ejemplo, ¿las toallas están incluidas para los huéspedes que quieren alojarse en tu casa de vacaciones? ¿Qué equipo de sonido necesita traer un grupo musical a la sala de ensayos que alquilas? ¿Qué seguros médicos cubren el tratamiento que ofreces?

 

Si tus visitantes no están seguros, no querrán reservar. Así que anticipa sus preguntas y dales la información que necesitan de antemano. Por ejemplo, puedes incluir de forma muy clara lo que está incluido y lo que no, así como lo que cuesta cada opción en tu subpágina de precios. Esto les dará tranquilidad a los clientes potenciales y evitará que abandonen antes de concluir su reserva. 

 

Si recibes las mismas preguntas a menudo, poner las respuestas en tu página de reservas te ahorrará mucho tiempo. Los nuevos visitantes tendrán respuestas a sus preguntas y además, verán que los entiendes y que son importantes para ti. Así, crearás confianza.

 

Echa un vistazo a la forma en que tus competidores lo hacen. ¿Qué información les dan a los clientes antes, durante y después del proceso de reserva?

Preguntas que debes hacerte:

  • ¿Qué información tienen tus clientes antes de reservar?
  • ¿Cómo (y cuándo) un cliente descubre lo que está incluido?
  • ¿Cómo encuentran tus precios los clientes?
  • ¿Cuándo pueden tus clientes encontrar tu botón de reserva?
  • ¿Qué sucede cuando los clientes hacen clic en reservar?

4. Incluye un botón “call to action” claro y conciso

Hay muchos elementos a tener en cuenta que invitan a los visitantes a interactuar en tu sitio: por ejemplo, el contenido, tu diseño y cómo es tu aproximación con los clientes. El texto que usas en un botón (llamado “call to action” o CTA) puede marcar la diferencia entre quienes solo echan un vistazo y quienes se convierten en nuevos clientes. Aquí te damos algunos consejos para diseñar mejores botones “call to action” para tu página web.

 

Si los visitantes pueden reservar en diferentes subpáginas de tu página web, lo mejor es que mantengas el mismo estilo en todos los botones “call to action”. De esta forma, los visitantes tendrán claro que todos esos botones hacen lo mismo.

 

Qué botón “call to action” funciona mejor dependerá del público y del tipo de industria. Puedes ver qué botones están usando tus competidores y otras empresas a las que tus visitantes suelen comprarles. ¿Qué frases usan? ¿Quieres tener un estilo similar o prefieres destacarte? Recuerda ser simple, los mejores botones “call to action” son breves y concisos.

Preguntas que debes hacerte:

  • ¿Qué botón “call to action” estás usando en estos momentos?
  • ¿Alienta al público a reservar?
  • ¿Es breve?
  • ¿Tiene sentido usar siempre el mismo botón?

5. Consulta las estadísticas

Si analizas tu sitio con detenimiento, quizás notes que podrías cambiar muchas cosas para conseguir más reservas a través de tu página web. Pero, ¿qué dicen los números? Si revisas las estadísticas de tu página web podrás ver qué está funcionando y qué se puede mejorar. Por ejemplo, puedes ver cuántos visitantes hicieron clic en los Bloques de reservas en tu página web.

 

Si quieres introducir algunos cambios, hazlos por etapas, así podrás ver si son buenos cambios y si tienen un impacto positivo en tus números (por ejemplo, más clics en los botones de reservas o más mensajes de tus visitantes). Si lo que quieres es conseguir más reservas, te recomendamos añadir un Bloque de reservas a tu página web para obtener esta información.

 

También debes revisar las estadísticas cuando estés haciendo el mantenimiento mensual de tu página web. El número de clics muestra cuánto lograste persuadir a las personas para que hagan clic, y el porcentaje muestra si las personas han comenzado a comportarse de otra forma dentro de tu página web.

 

Por ejemplo, si obtienes más visitantes a través de la publicidad, querrás que aumente el número de clics, pero que el porcentaje se mantenga igual. Básicamente, tu página funcionaría igual, pero para más visitantes.

 

Si realizas ajustes para destacar la función de reservas, querrás que crezca tanto el número de clics como el porcentaje. De esta forma, tu página funcionará diferente, pero el número de visitantes se mantendrá más o menos igual.

Preguntas que debes hacerte:

  • ¿Usas un Bloque de reservas en cada subpágina?
  • ¿Puedes ver los efectos de experimentos anteriores en tus datos estadísticos?
  • ¿Qué ajustes han cambiado el porcentaje de clics?

6. Experimenta: ¡busca lo que mejor funcione para ti!

Si estás empezando a tomarte en serio los números de tu página web, quizás este artículo ya te haya dado algunas ideas y ahora puedas empezar a probarlas.

 

En cada acción que realices, plantéate las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué quieres cambiar en tu página web?
  2. ¿Cuántos visitantes necesitas para ver si funciona?
  3. ¿Qué números mostrarán las repercusiones de este cambio?
  4. ¿Qué otras cosas pueden influir en estos datos?

Por ejemplo, puedes responder lo siguiente:

  1. Quiero cambiar el texto en todos los botones de reserva
  2. Revisaré mis estadísticas cada 1000 visitantes
  3. La tasa de clics debería aumentar
  4. Debo tener en cuenta que el periodo de prueba abarca las vacaciones escolares. 

Tómate el tiempo necesario para llevar a cabo las pruebas. Mientras más visitantes incluyas, más certeros serán los datos y más confianza tendrás de que el experimento ha funcionado.

A continuación, puedes encontrar algunas ideas para experimentar en tu página web:

  • Pon un Bloque de reservas en tu página de inicio 
  • Pon un Bloque de reservas en todas las subpáginas
  • Crea una página específica para reservas y pon un enlace a esta página de reservas en cada subpágina
  • Añade respuestas a preguntas frecuentes en la página de reservas
  • Crea una subpágina que incluya un resumen claro de precios y un Bloque de reservas
  • Experimenta con un texto “call to action” distinto en tus botones

Tu página web puede hacer mucho por ti, como dejar que tus visitantes reserven online en cualquier momento del día para que tú tengas tiempo de enfocarte en lo que más te gusta. Estos experimentos te revelarán a qué responden los visitantes para que empieces a llenarte de reservas. Así que, comienza a analizar tu página web, echa un vistazo a lo que están haciendo tus competidores ¡y prepara el cartel de “completo”!


Comparte este artículo:

Suzanne Al-Gayaar

Jimdo Copywriter 


Escribir comentario

Comentarios: 0