22 consejos para tu propia página web

¿Qué tienen las mejores páginas web DIY que otras no tienen? Con millones de páginas web, aquí en Jimdo nos hemos puesto a analizarlo. Como siempre, son unos pocos trucos los que te ayudan a sacarle el máximo partido a un sistema para la creación de tu propia página web, sin importar la temática.

Aquí tienes una lista de los mejores consejos para empezar a crear tu propia página web:

¿Qué tienen las mejores páginas web DIY que otras no tienen? Con millones de páginas web, aquí en Jimdo nos hemos puesto a analizarlo. Como siempre, son unos pocos trucos los que te ayudan a sacarle el máximo partido a un sistema para la creación de tu propia página web, sin importar la temática.

Aquí tienes una lista de los mejores consejos para empezar a crear tu propia página web:

1. Empieza con un plan sencillo

Saca un trozo de papel y escribe las páginas que quieres que aparezcan en el menú de navegación. Haz una lista de otras posibles subpáginas que te interesen y cómo categorizarlas. Con esto, ya podrás organizarte y ver las piezas de contenido que necesitas antes de empezar a montarlas. En este artículo puedes ver también cómo planificar tu página web

Crea la página web para tu negocio con Jimdo

2. Mantén la navegación corta

En lo que a la planificación de tu página se refiere, debes procurar que tu página web DIY no tenga demasiadas subpáginas en la navegación. Un menú de navegación que ocupa dos líneas o tiene un montón de subpáginas es confuso y complicado de manejar. Una regla de oro es no tener más de 5-7 apartados en la navegación principal. Tu web se verá más compacta y tus clientes encontrarán más fácilmente lo que buscan. Todos salen ganando. En este sentido, puede que te interese saber cómo optimizar la navegación de tu página web.

Ejemplo de una página web con un menú de navegación demasiado amplio y difícil de abarcar.
El menú de navegación de una página web con muchas líneas resulta difícil de manejar por los usuarios.

3. Piensa en tu público

Si conoces exactamente a quiénes te diriges, puedes crear una página que ofrezca lo que tus clientes necesitan. Definir para quién es tu página web (y para quién no) te facilitará crear una página web por tu cuenta con objetivos más claros y, por consecuencia, con más éxito. Y recuerda que es probable que tu público no sea “todo el mundo”; ese objetivo sería demasiado amplio.

4. Invierte en el nombre de tu dominio 

La mayoría de las plataformas para crear páginas web DIY ofrecen una versión gratuita. Sin embargo, si optas por un plan de pago, obtendrás un dominio personalizado sin publicidad ni logos ajenos. Con ello transmites profesionalidad a la vez que tus visitantes perciben que te tomas tu página web (y tu negocio) en serio. No te pierdas este artículo donde verás las claves para elegir un buen nombre de dominio

5. Deja el tiempo suficiente para conectar el dominio

Si registras un dominio a través del creador de páginas web Jimdo, el proceso de registro es muy rápido. Sin embargo, si lo que quieres es transferir tu dominio a Jimdo desde otro proveedor, asegúrate de dejar el tiempo suficiente, ya que el proceso puede tardar desde unas horas hasta varios días dependiendo del registrador.

6. Familiarízate con el lenguaje típico de las páginas web

Las plataformas para crear páginas web sin ayuda de diseñadores te facilitan mucho las cosas, pero es una buena idea familiarizarse con el vocabulario típico de las web que escucharás durante el proceso (como CMS, HTTPS, UX…). Una vez que sepas lo que significan estos términos y acrónimos, te darás cuenta de que no tienen tanto misterio.

7. Diseña tu propio logo

Un logo es una pieza importante para la marca de tu página web DIY. Identifica tu negocio y es algo que puedes utilizar en los perfiles de redes sociales, empaque de productos y material de impresión. Diseña tu propio logo con el Logo Creator de Jimdo y colócalo en el área de tu página web destinada al logo.

Diseña tu propio logo para tu página web con el Logo Creator de Jimdo

8. Utiliza un logo con un fondo transparente

Cuando hablamos de logos, es mejor utilizar una versión con un fondo transparente (normalmente un archivo .png). De esta forma no se verá un cuadrado o una sombra que enmarca al logo. En este sentido te ayudará saber cómo optimizar las imágenes para tu web.

A sample logo with a grey background that's hard to see.
A sample logo with a transparent background.
Consigue una versión de tu logo con un fondo transparente (como el dibujo de abajo), para que puedas utilizarlo en varios lugares y con diferentes fondos

9. Comprueba cómo se ve tu página en un dispositivo móvil

Todas las páginas web creadas con Jimdo están optimizadas para su correcta visualización en dispositivos móviles, lo que significa que se adaptan automáticamente al tamaño de la pantalla de cualquier dispositivo. Aun así, siempre es una buena idea comprobar a través de la vista previa cómo quedaría tu página en un móvil o una tablet. Esto también te sirve para asegurarte de que la tipografía es lo suficientemente grande y clara para que todo el mundo pueda leerla cómodamente.

Ejemplo de cómo se ve una misma página web en un equipo de mesa, en una tablet y en un móvil.
Comprueba que tu página web se vea bien en los diferentes dispositivos móviles y que la tipografía es fácil de leer.

10. Utiliza las ventajas de los diseños de las páginas web DIY

Cuando estás creando una página web por tu cuenta, es fácil atascarse en la parte “por tu cuenta”, pero realmente hay una gran cantidad de recursos gratuitos que te pueden ayudar a diseñar tu sitio web. Por ejemplo, ¿sabías que no tienes que sacar tú tus propias fotos? ¿O que puedes encontrar iconos gratuitos para páginas web para cada símbolo que se te ocurra? ¿O que puedes editar tus imágenes sin Photoshop? Por ejemplo, si necesitas fotos, aquí puedes descubrir dónde encontrar las mejores imágenes para tu web.

11. Presenta fotos de alta calidad, aunque sean fotos de archivo

Agrandar una foto de baja calidad para ajustarla a una imagen de fondo grande es tentador, pero no se va a ver nada bien. Si tus fotos no están nítidas o salen pixeladas, significa que no tienen la calidad suficiente para el tamaño que quieres. En su lugar, busca en los recursos gratuitos fotografías profesionales de alta calidad que puedas utilizar. Nosotros también te ofrecemos algunos consejos sobre cómo optimizar las imágenes de tu página web.

12. Escoge colores sencillos para el diseño de tu página web

Si eres principiante con el diseño, siempre es una buena idea elegir colores sencillos. La mayoría de las páginas web de creación propia consiguen el mejor “look” con un esquema de color en blanco y negro o gris junto con unos pequeños toques de color para darle algo de vitalidad. Estos colores deberían corresponderse con los colores de tu logo o tu marca, o con la paleta de color que te sugiera nuestro sistema. Apostar por un diseño de web clásico siempre funciona y queda bien. ¿No tienes claro qué colores elegir para tu página web? En este artículo encontrarás más información sobre cómo elegir los colores para tu página web

Imagen que muestra una paleta de colores sugerida por Jimdo para una página web.
Puedes elegir la paleta de colores en los ajustes de diseño e incluso seleccionar un color a partir de una foto que te guste.

13. Elige una tipografía fácil de leer

Una tipografía decorativa puede dar un toque diferente, pero no siempre significa que quede bien en la pantalla. Elige una tipografía clara, adecuada para los textos digitales de las páginas web y dale un tamaño lo suficientemente grande para que todos los visitantes la puedan leer sin esfuerzo. Ten cuidado con el texto en gris, a veces puede resultar un tono demasiado suave y por lo tanto incómodo de leer para los visitantes. Ante la duda, un texto negro sobre un fondo blanco siempre es buena idea para tu propia página web.

14. Deja espacios en blanco

En lugar de apelotonar todo el contenido de tu página web, es mucho mejor dejar espacios entre elementos en forma de espacios “en blanco” alrededor. Los diseñadores saben que las páginas web con una buena cantidad de espacios en blanco resultan mucho más fáciles de leer y navegar para las personas. La ausencia de caos llama a quedarse y permite a las personas ordenar visualmente lo que les presentas y asimilar mejor la información.

Ejemplo de página web con espacios en blanco que facilitan su lectura.
Deja algunos espacios vacíos “en blanco” en tu página web para facilitar su lectura y asimilar mejor la información.

15. Divide tus textos en párrafos cortos

Empiezas a crear tu sitio web por tu cuenta y por fin eres libre de escribir exactamente lo que quieres. Tus textos permanecerán ahí todo el tiempo que gustes. Simplemente recuerda que leer todo lo que está escrito en pantalla resulta difícil y los visitantes irán saltando de un lado a otro. Divide tus textos en párrafos breves. Utiliza columnas, títulos, listas, preguntas frecuentes y espacios en blanco (consultar arriba) para que las personas puedan procesar la información con mayor facilidad. 

16. Completa tus ajustes de SEO

Muchas personas se saltan este paso porque piensan que la optimización de buscadores es algo demasiado avanzado para ellos, ¡pero no es así! No temas meterte en las entrañas de tu sitio web e introducir tu título y tus palabras clave. Te sorprenderías de la cantidad de personas que dejan este apartado vacío. Échale un vistazo a nuestra Guía básica de SEO. Una vez que conozcas los conceptos generales, el proceso para mejorar tu posicionamiento en buscadores será mucho más fácil.

17. Lleva un seguimiento del tráfico de tu web, aunque sea bajo

Aunque no tengas mucho tráfico desde el principio (lo que es normal), deberías activar las estadísticas de tu página web. De esta forma, podrás ver tu progreso a lo largo del tiempo y comprobar cómo aumenta tu tráfico. También sabrás de dónde llegan tus visitantes, lo que te servirá para poder optimizar tu marketing online en el futuro. En este artículo te explicamos lo que significan las estadísticas de tu web. Además, también puedes conectar tu página web DIY de Jimdo a tu cuenta de Google Analytics para obtener una información más detallada.

Imagen que muestra un ejemplo de cómo se ven las estadísticas de Jimdo.
Tus estadísticas también te indican cuántas personas hacen clic en tus botones call-to action.

18. El tráfico de una página web DIY requiere de tiempo, sé paciente

Una vez que publicas el sitio web diseñado por ti, puede que esperes tener tráfico enseguida. Recuerda que conseguir visitantes en una página web lleva su tiempo. Primero puedes asegurarte de que tu web Google identifique tu web con facilidad y de que la haya indexado. También puedes escribir los textos de tu página de una forma determinada para que Google los entienda más fácilmente y realizar una investigación básica de las palabras clave

Evita los trucos y los parches temporales que supuestamente ayudan a conseguir más tráfico. A largo plazo, es probable que no merezcan la pena. La mejor forma de llegar a los visitantes indicados es tener buen contenido e ir optimizándolo con el tiempo y, después, analizar los resultados.

19. Infórmate sobre los requisitos legales de tu página web

Si tienes una página web establecida en la Unión Europea o tienes clientes de esta región, deberías familiarizarte con las especificaciones del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Se trata de una ley de privacidad y protección de datos relevante para muchas páginas web, incluidos los sitios web DIY. 

Aunque nosotros siempre recomendamos acudir a servicios de asesoramiento legal profesionales, aquí puedes acceder a más información sobre el RGPD para que puedas dar los primeros pasos. Jimdo tiene además un Generador de textos legales para clientes de la UE que se encarga automáticamente de los textos que deben aparecer en las páginas legales de tu página web, como tu política de privacidad y aviso legal. 

Asegúrate de que las páginas legales de tu página web están conformes a la ley.

20. No te preocupes por “terminar” tu página web

Lo cierto es que una página web nunca se termina. Siempre hay que añadir más información, mejorar algunos aspectos y experimentar cosas nuevas. Te entran los nervios de compartir tu web con un público más amplio, pero intenta tomártelo como un “trabajo constante” donde siempre puedes cambiar cosas. Después de todo, la única forma de mejorar es salir ahí fuera y ver qué respuesta obtienes del público. 

21. Averigua dónde conseguir ayuda

Por lo general, las personas emprendedoras son todo terreno, pero no te frustres si necesitas ayuda extra. Nuestro equipo de soporte tiene experiencia con todo tipo de páginas web y siempre te atenderá con gusto. Además, tenemos un equipo de Jimdo Experts que te puede ofrecer ayuda personalizada.

22. Saca ideas de otras páginas web DIY 

¡No eres la única persona en este mundo! Echa un vistazo a nuestra página de ejemplos de Jimdo para ver las páginas que han creado otros usuarios de Jimdo. Quédate con lo que te gusta, porque hay muchas probabilidades de que puedas hacer algo parecido en tu web. 

Imagen que muestra la página de inspiración de Jimdo con ejemplos de páginas web creadas con su sistema
Observa lo que otras personas han hecho en la página de ejemplos de Jimdo

Crea la página web para tu negocio con Jimdo

Jimdo