Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

¿Cómo esperas encontrar la página web de un pequeño negocio? Normalmente con un nombre de dominio acorde con el nombre del negocio. Sin embargo, no es la única opción al decidir un dominio. Un nombre de dominio elegido de forma inteligente puede ser la clave para llegar a más visitantes. Te contamos cómo funciona.

La estructura de un nombre de dominio

Un nombre de dominio tiene dos partes: el nombre y la extensión o terminación. Si tomamos como ejemplo nuestro propio dominio, “Jimdo” es el nombre y “.com” es la extensión o TLD. TLD es viene del inglés Top Level Domain (dominio de nivel superior).

¿Quieres saber más sobre dominios? Lee nuestra guía para principiantes sobre qué es un nombre de dominio

Nombre y tld de un nombre de dominio
Un nombre de dominio está formado por el nombre y la extensión o TLD

Un nombre de dominio acorde con tu marca

El nombre de la calle donde está tu oficina no lo puedes elegir, pero sí puedes elegir dónde las personas pueden encontrarte en la red. Por tanto, apuesta por una opción que represente tu negocio.

En la práctica, lo mejor es pensar varios nombres de dominio posible para poder elegir entre varias opciones en caso de que el dominio ideal para ti no esté disponible.

El nombre de la marca como nombre de dominio

Para la mayoría de las empresas, dar a conocer su nombre es un gran objetivo de marketing. Utilizar el nombre de la empresa como nombre de dominio es una elección lógica, ya que es donde los clientes existentes esperan encontrarte y lo que las personas buscan cuando te han recomendado.

Ejemplos: jimdo.com, lolamoreno.com

El producto o servicio como nombre de dominio

Si tu producto o servicio es el punto central de tu marketing, haz que sea también tu nombre de dominio. Este te ayudará a atraer clientes a los que les interesa tu producto, pero que no conocen aún tu marca. Con el tiempo, estos clientes se familiarizarán con tu  marca,

Examples: alitasdepollo.com, declaracionesrenta.com

A estos dominios se les conoce a veces como “dominios de coincidencia exacta”, ya que coinciden plenamente con la palabra clave de la página web. Esto puede ayudar ligeramente al SEO de la página web, pero no hay que confiarse mucho, puesto que un nombre de dominio por sí solo no hace que los motores de búsqueda posicionen una web.

Combinación de marca y producto como nombre de dominio

Si quieres dar a conocer tu marca en combinación con tu producto, puedes considerar una combinación de ambos para decidir el nombre de tu dominio. Puede ser útil para encontrar el equilibrio entre llegar a nuevos clientes y facilitarles el camino a los existentes.

Examples: panaderíapanos.com, consultoríatasias.com

La ubicación geográfica como nombre de dominio

Para las pequeñas empresas con una ubicación física o un servicio que solo se ofrece de forma local, la localización es un factor importante en su marketing. Incluirlo en el nombre del dominio es recomendable como señal para que los clientes sepan que trabajas en esa zona específica.

Examples: alcorconpeluqueria.com, uñastriana.com

Incluir la ubicación en tu nombre de dominio también es una buena práctica en cuanto al SEO local se refiere.

Recomendaciones para un buen nombre de dominio

Un nombre de dominio debe ser fácil de recordar y de teclear. Al fin y al cabo, la dirección de tu página web no debe ser una barrera para tus clientes.

Cómo conseguirlo:

  • Elige un nombre corto. Google recomienda utilizar 2 o 3 palabras para un nombre de dominio. Así es lo suficientemente largo para tener personalidad, pero lo suficientemente corto para recordarlo.
  • Emplea la ortografía habitual. Escribe “correosypaquetes” en vez de “korreosypaketex”. Las faltas de ortografía suenan sospechosas y son difíciles de recordar.
  • Sé fiel a tu marca. Aunque vendas productos que también vendan marcas internacionales, no utilices estas marcas conocidas en tu dominio. Es confuso y puede traerte problemas de derechos de autor.
  • Evita caracteres especiales. Puedes utilizar guiones y otros caracteres especiales en los dominios, pero son difíciles de pronunciar, recordar y teclear.

Si te preocupan las faltas de ortografía, puedes plantearte si añadir un segundo dominio con el típico error ortográfico. Este segundo dominio reenviará a los visitantes a tu dominio real y evitará que pierdas clientes.

Cómo seleccionar la terminación del dominio

Existen varias terminaciones de dominio entre las que elegir. Cada una dará ciertas pistas sobre el contenido de tu página web.

  • Dominios de nivel superior genéricos (gTLD). No están conectados con ningún área en concreto. Ejemplos: “.com”, “.net” o “.org”.
  • Dominios de nivel superior geográfico (ccTLD). Están conectados con un país. Si solo operas en un país, elige siempre la terminación geográfica correspondiente.
  • Dominios de nivel superior patrocinado. Se ofertan o patrocinan por organizaciones, como ciudades, provincias o instituciones. Ejemplos: “.nyc”, “.edu” o “.gov”.  

Para tu salón de uñas en Triana tiene sentido escoger una terminación .es; para tu empresa de paquetería internacional, .com sería lo más adecuado; y si vas a expandir tu negocio en un nuevo país, puedes añadir un segundo dominio con la extensión geográfica correspondiente.

Recuerda que no solo las personas se fijan en la terminación de tu dominio. Los motores de búsqueda también procesan esta información. Si detectan un dominio con una terminación .it, supondrán que hay alguna conexión con Italia.

¿El dominio que quieres no está disponible?

Una vez que ya has decidido el nombre del dominio y la terminación, lo siguiente es comprobar la disponibilidad. Internet lleva ya unos cuantos años funcionando, por lo que tu dominio ideal puede que ya haya sido registrado por otra persona.

Puede que tu primera reacción sea cambiar la terminación del dominio, pero esto suele llevar a confusión cuando las personas te están buscando y acaban en otra página web completamente diferente por la única diferencia de la terminación. Es mejor hacer que tu dominio sea único.

Intenta lo siguiente:

  • Prueba con una abreviación
  • Incluye tu ciudad o región si aún no lo has hecho
  • Añade palabras como “tienda”

Preguntar en tu entorno qué otras opciones se les ocurren te puede servir de mucha ayuda. Una perspectiva externa puede inspirarte con otros nombres de dominio que nunca antes habrías considerado.

Si quieres evitar que tu competencia empiece a utilizar un nombre de dominio determinado, puedes añadirlo a tu página web como un segundo dominio. De esta forma, ningún competidor podrá registrarlo porque tú ya lo has registrado antes.

Un nombre de dominio que perdure

Cerciórate de que el dominio sea válido con el paso del tiempo y pueda seguir representando tu empresa, blog o afición en el futuro. Puedes evitar simples errores como incluir un año o la palabra de moda para no tener que cambiar el nombre de dominio en el futuro.

Por ejemplo, en lugar de wizcon2022.com, utiliza wizcon.com para la página web de la feria de fantasía, o en lugar de diábolosymás.store, elige juguetes.store para tu tienda online. Es más probable que estos nombres permanezcan fieles a tu negocio y a tu mercado.

Además de este nombre, puedes utilizar un segundo dominio para tus campañas de marketing. Lee nuestro artículo sobre qué es el nombre de dominio de una página web para saber más sobre cómo funciona un segundo dominio en combinación con tu dominio principal.

Lánzate al mundo online con un dominio personalizado.

Jimdo
Producto recomendado

Página web Jimdo