Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

Desde hace años, Jimdo ayuda a muchas personas a crear sus propias páginas web. Y aunque nosotros siempre estemos trabajando para facilitar los procesos que lo hacen posible, algo que siempre ayuda es tomarse unos minutos antes de empezar para planificar cómo será la futura página web.

Puede que quieras saltarte este paso para ahorrar tiempo, y realmente es tentador hacerlo. Sin embargo, planificar cómo será tu página web hará que todo fluya más rápido. En este artículo, veremos de qué se trata la planificación de una página web empresarial y cómo quienes empiezan desde cero pueden perfilarla rápidamente en 4 pasos.

¿Qué es la planificación de tu página web?

La planificación de una web es un simple esquema o boceto de cómo y qué es lo que quieres presentar en tu página web, es decir, las páginas que crearás y qué información pondrás en cada una. Ver todas las piezas antes de montarlas siempre es de gran ayuda. La planificación más básica de tu página web puede consistir simplemente en un esquema del menú de navegación.

Si te animas con una más avanzada, puedes indicar el contenido que irá en cada página. Es decir, que puedes mantener una planificación sencilla ciñéndote a la información esencial, o más completa añadiendo información extra como notas, textos, imágenes o cualquier otro contenido.

Planifica tu página web en solo 4 pasos
Ejemplo de una planificación de página web básica creada con una herramienta de esquemas mentales online. 

¿Necesitas planificar tu página web antes de empezar?

Es una buena idea. Piensa que es como disponer los ingredientes en encimera de la cocina antes de empezar a cocinar. A la larga acelera el proceso de creación de tu sitio y te aseguras de que nada se te olvide.

¿Cómo hacerlo? Puedes escribir, dibujar, utilizar una herramienta para esquemas online, organizarlo con notas… lo que sea que te funcione a ti. 
Por suerte, cuando empiezas una página web Jimdo, muchos de los preparativos ya te vienen hechos. Al comenzar, te hacemos unas cuantas preguntas sobre tu negocio o tu proyecto. Según tus respuestas y tu sector, Jimdo te propone una página web personalizada para ti con cierta información que solo tendrás que adaptar un poco más acorde con tus objetivos.

Ejemplo de preguntas que te hace Jimdo para planificar tu página web
El creador de páginas web Jimdo te acompaña en muchos de los pasos para planificar tu página web

Pasos para planificar una página web

1. Apunta todas las ideas

Como persona conocedora de su negocio, ya tendrás identificado a tu público y sabrás cuál es el mensaje que quieres dar, (si necesitas ayuda para perfeccionar este mensaje, lee nuestro artículo sobre cómo preparar un elevator pitch convincente), así que ahora es el momento de organizar la información para tu página web.

  • ¿Cuál es la información que quieres ofrecer?
  • ¿Qué textos necesitas? ¿Los tienes ya escritos en algún otro lado o tienes que escribirlos desde cero?
  • ¿Qué recursos tienes? Fotos, gráficos, o cualquier material del estilo. Puedes importar las fotos de tus redes sociales directamente a tu página web Jimdo o reunir tus fotos en una carpeta de tu ordenador para que puedas cargarlas todas de una vez.
  • ¿Tienes logo? Puedes crear uno de forma gratuita con el Logo Creator de Jimdo.

Empieza echando un vistazo a las páginas web de tus competidores y anotando qué tipo de páginas y contenido están utilizando. ¿Puedes detectar cómo llevan al visitante de una página a otra? ¿Ves cosas que te gustan y que no te gustan?

Apunta todas las ideas en una lista o en notas para que puedas verlas todas en un golpe de vista. Organizarás las ideas en el siguiente paso.

2. Clasifica tus ideas en categorías

Con todas tus ideas expuestas ante tus ojos, ya puedes empezar a agruparlas en diferentes categorías. Cada negocio es diferente, pero hay algunos puntos en común que tú probablemente también tendrás:

  • Página de inicio. Para tu mensaje principal y noticias más actuales.
  • Página Acerca de, donde te presentas a ti y cuentas tu historia.
  • Una página sobre tus servicios o productos.
  • Ejemplos de tu trabajo.
  • Una forma de contactarte.
  • Ideas que tienes pensado hacer en un futuro, pero para las que ahora no tienes tiempo.
  • Texto/páginas legales, Política de privacidad, Aviso legal, etc.

Una vez que determines el denominador común, las categorías que hayas establecido pueden convertirse en las páginas de tu sitio.
Puede que algunas ideas se queden sueltas. ¿Son realmente necesarias? ¿Se merecen una página exclusiva dentro de tu web? Déjalas a un lado y revísalas en el próximo paso cuando hagamos el esquema de la navegación de tu página web.

3. Crea un esquema de las páginas de tu web

Ahora que ya tienes las páginas de tu sitio determinadas gracias a las categorías establecidas, es hora de encontrar un método para mostrar esta información en un formato de lectura fácil. 

  • Limita las páginas principales de tu web a entre 5 y 7. (Inicio, Acerca de, Servicios, Portafolio, etc…). Esta es la cantidad óptima que las personas pueden asimilar de una vez. Si necesitas más páginas, agrúpalas en subpáginas dentro de las principales.
  • Asegúrate de que los visitantes pueden encontrar lo que buscan en tres clics o menos. Por ejemplo, si un cliente tiene que hacer clic tres veces para ver el menú del restaurante, probablemente se canse y se vaya a otro sitio. También es posible que el visitante llegue a tu página web por una vía diferente y no por la página de inicio. Por tanto, te interesa también que llegue donde quiera sin importar por dónde ha empezado.

Si quieres más consejos, échale un vistazo a nuestro artículo cómo optimizar la navegación de tu página web

4. Completa la planificación con más detalles

Con tu esquema ya listo, puedes ir completando tu planificación con notas debajo de cada página para recordar el contenido y la información en particular que quieras colocar allí. Puede ser en forma de texto, imágenes, enlaces o incluso vídeos. ¿Necesitas ideas? Lee nuestros artículos sobre dónde encontrar las mejores imágenes para tu página web o los mejores consejos para escribir contenido en tu página web.

Tacha o marca las cosas que vayas haciendo y anota lo que todavía podrías necesitar.

Consejo: No te obsesiones por tenerlo todo perfecto enseguida. Puede que quieras incluir vídeos tutoriales o una sección de preguntas frecuentes que aún no has tenido tiempo de preparar. ¡Está bien! Mantenlo en un segundo plano y ya irás viendo cómo encajarlo.

Unos minutos para planificar y ¡todo listo para empezar!

La planificación final de tu web que surge de este paso será el camino a seguir para finalizar el proceso de creación de tu web. Este camino marca tu punto de partida y los muchos posibles puntos de destino a futuro. Revísalo de vez en cuando mientras creas y editas y verás como el proceso de creación es mucho más fácil y rápido. Ya habrás respondido a las preguntas más importantes, lo que finalmente se traducirá en un proyecto mucho más fácil de llevar a cabo. ¿Todo listo para empezar?

Crea la página web para tu negocio con Jimdo.

Jimdo
Producto recomendado

Página web Jimdo