Cómo diseñar el logo perfecto

Cómo diseñar el logo perfecto

Cuando se crea una empresa, lo primero que se piensa es en los fondos que se necesitan y en conseguir los primeros clientes. Para la mayoría de los emprendedores, el diseño del logo no es una prioridad, y muchas empresas comienzan sin logo o con uno hecho para salir rápidamente del paso.

No obstante, tener un buen logo es esencial ya que, junto con el nombre de la empresa, constituye la insignia de tu negocio. Un logo bien diseñado muestra profesionalidad y establece un lazo de confianza con los clientes, lo que genera más ventas a largo plazo.

En este artículo hemos recopilado toda la información que necesitas sobre el diseño de logo: ¿Qué tiene un buen logo? ¿Qué significa la identidad de una marca? ¿Cómo puedes crear el logo de tu empresa o conseguir que alguien lo diseñe por ti?

Sigue leyendo y encontrarás todas las respuestas.

Un logo que se adapta a la identidad de tu marca

Quizás te estés preguntando qué es la identidad de una marca y por qué es importante. La identidad de marca es la imagen o el aspecto de tu empresa, lo que incluye las fuentes y los colores que utilizas, el diseño web, el material de oficina, el empaquetado, etc. Para decirlo con pocas palabras, la identidad de tu marca abarca todos los elementos de tu negocio que están a la vista de los clientes.

Tu logo es parte esencial de la identidad de tu marca. A fin de cuentas, está en todos lados: en tu página web, en el material publicitario, incluso en el cartel de tu tienda. El diseño de tu logo logra que los clientes reconozcan tu empresa.

¿Por qué un logo profesional es tan importante?

Un buen logo logra que tu empresa se vea profesional y de confianza; junto a un dominio personalizado, es parte de tu marca. El diseño apropiado de tu logo transmite el mensaje de que te tomas tu empresa en serio. Tu negocio local es igual de profesional que una empresa grande y puede competir con gigantes como Amazon

Es clave que tu logo no se perciba vea descuidado o infantil, puesto que un logo mal hecho empañará todo tu negocio. Si a las personas no les gusta cómo se ve, harán clic en otra página web que tenga un aspecto más profesional e interesante.

¿Qué es un logo?

Un logo es un elemento de diseño que representa a tu empresa, tu proyecto, tu organización o incluso a ti. Puede ser solo una imagen, un texto o ambos. Aquí te mostramos algunos ejemplos:

Logos solo con imágenes

Cuando un logo tiene solo un elemento gráfico, el diseño es tan claro y reconocible que cualquier persona puede asociarlo de inmediato con la empresa y no necesita un texto añadido.

Apple es el mejor ejemplo. La manzanita ha sido un sello distintivo de la empresa desde el comienzo. El arco dorado de McDonald y el pájaro de Twitter también entran dentro de esta categoría.

Logos solo con imágenes: Apple, McDonald, Twitter

Logos solo con texto

Cuando un logo solo contiene texto, el nombre de la empresa se convierte en un diseño y la fuente cumple un papel esencial. Los logos de los gigantes electrónicos Samsung y Sony están entre los más famosos a nivel mundial.

Logos solo con texto: Samsung, Sony

Logos con icono y texto

Cuando un logo combina un icono con texto, la fuente y los gráficos se entrelazan. IKEA es un buen ejemplo aquí. Un rectángulo azul y un óvalo amarillo rodean el nombre de la empresa. El logo de Nivea es parecido; tiene el nombre dentro de un círculo azul.

Logos con icono y texto: Nivea, Ikea

Sin embargo, el icono y el texto pueden estar uno junto al otro. Lo importante es que se usen juntos, como en el caso de Sparkasse o Microsoft.

Logos Sparkasse y Microsoft

¿Cómo lograr un buen diseño de logo?

La mayoría de las personas puede reconocer al instante decenas de logos empresariales. Estos logos comparten cinco características clave:

  • Sencillez. Los logos muy recargados que contienen mucho texto, varios colores y demasiados elementos gráficos se olvidan rápidamente. Un buen diseño de logo consiste en solo unas pocas palabras o en una imagen o un símbolo sencillo.
  • Memorabilidad. Las personas quizás no recuerden tu nombre, pero recordarán tu logo y los sentimientos que les despierta. Lo que tú quieres es que te reconozcan cuando vean tu logo en publicidad o en uno de tus productos.
  • Versatilidad. Debes poder utilizar tu logo en todas partes. Esto implica que debe funcionar tanto en blanco y negro como en color. También debe verse bien en diferentes tamaños, y tanto en orientación vertical como horizontal.
  • Pertinencia. ¿Tu logo atrae al público objetivo? ¿Es el ideal para tu empresa? Cada cierto tiempo, las empresas actualizan los servicios que brindan y se olvidan de reinventar sus logos.

¿Qué hace que un diseño de logo sea malo?

Existen cinco cosas que debes evitar cuando diseñas un logo. Aquí te las contamos:

  • No te excedas. Diseñar tu propio logo es una tarea divertida y creativa, pero si te excedes, el logo de tus sueños puede volverse tu pesadilla. Si es muy pequeño, muy colorido o tiene mucho de todo, puede que a tus clientes no les guste. En síntesis, dale rienda a la creatividad, pero reconoce cuándo parar.
  • No imites. Buscar inspiración en logos de otras empresas está bien, pero nunca debes copiarlos. Después de todo, lo que quieres es distinguirte de los demás, no imitarles. Si tu logo se parece al de otra empresa, tus clientes lo notarán y darás una impresión dudosa.
  • No sigas tendencias. El diseño de tu logo te representa a ti, no a un determinado momento en el tiempo. No debe ser anticuado, pero tampoco debes seguir ciegamente la tendencia de diseño del momento. Como ya hemos visto, los buenos logos son atemporales y solo necesitan unos retoques ocasionales.
  • No todo tiene que ser obvio. ¿Llevas una cafetería? Esto significa que debes poner un café en tu logo, ¿no? ¡Pues no! Permítete crear con libertad y no te tomes todo tan al pie de la letra. Los elementos gráficos abstractos o simples pueden ser una mejor opción para tu logo.
  • No lo hagas sin ayuda. Tu logo no solo debe gustarte a ti, sino también a tus clientes. Por tanto, asegúrate de obtener una segunda opinión antes de decidirte por un diseño. Pregunta a tus familiares, amigos o colegas qué piensan de tu logo. Asegúrate de analizarlo en detalle. Esta es la única forma de descubrir qué es lo que funciona y qué necesitas cambiar.

El efecto de colores en el diseño de tu logo

Los colores producen efectos psicológicos que puedes utilizar a tu favor. No se trata de diseñar un logo con tu color favorito, sino de sacar provecho de los trucos del marketing. Para ayudarte, aquí tienes un resumen de la psicología de los colores:

  • Rojo: el color rojo significa amor, pasión y peligro. Se utiliza mayormente para cosas que nos emocionan o nos asustan. Esta tensión emocional hace que los logos rojos sean particularmente expresivos.
  • Naranja: entre el rojo pasional y el amarillo radiante, el color naranja engloba alegría, creatividad y éxito. Este color no es fácil de describir, y por eso es una buena opción para quienes quieren destacarse por ser diferentes.
  • Amarillo: radiante como el sol, fresco como un limón. El color amarillo te pone de buen humor. Esto lo convierte en un color ideal para marcas juveniles y dinámicas.
  • Verde: no hay nada más orgánico y natural como el verde. Pero eso no es todo. El verde es también el color de la tranquilidad y la armonía, lo que le da una versatilidad increíble.
  • Azul: el color azul brinda calma y unión, y genera confianza. El clásico color azul. Un color confiable.
  • Violeta: lujoso, creativo y misterioso. El color violeta es un color noble para productos nobles.
  • Rosado: el color rosa es el típico color femenino. Sin embargo, también engloba juventud, optimismo y dulzura.
  • Marrón: este es un color serio, estable y sabio. Se lo conoce comúnmente por representar lugares abiertos o productos con el mismo color, como el café o el chocolate.
  • Gris: el gris es sutil y elegante. Es un buen color para logos que buscan mostrarse serios y profesionales.
  • Negro: misterioso, elegante y atemporal. Con el negro, no hay margen de error. Pero ten cuidado, porque demasiado negro puede opacar los otros colores de tu logo.
  • Blanco: el blanco es limpio y puro. A menudo, se utiliza para resaltar otros colores, o bien, otros colores se utilizan para destacar el blanco. Sin importar de qué forma sea, el color blanco siempre necesita otro color para alcanzar su máximo potencial.

El efecto que producen muchos colores se presume universal, pero no siempre se puede aplicar de la misma forma. Hay muchas diferencias culturales. Por ejemplo, el blanco simboliza la inocencia y la pureza en Estados Unidos mientras que, en el oriente asiático, se lo asocia con la muerte y el dolor. Por eso, piensa bien cuál es tu mercado objetivo e investiga un poco antes de decidir por un color.

¿Qué tipo de archivos de logo necesitas?

Echemos un vistazo a los aspectos técnicos del diseño de tu logo. Ya sea si diseñas tu logo por tu cuenta o si contratas a alguien para que lo haga, debes asegurarte de tener disponibles los siguientes formatos de archivo. Esta es la única forma de asegurarte que puedes usar tu logo donde sea. Necesitas lo siguiente:

  • Archivos .PNG grandes y pequeños con fondos transparentes.
  • Una versión en color. Si tu logo tiene colores, asegúrate de que se distingan bien si lo imprimes en blanco y negro.
  • Una versión en blanco que se pueda visualizar en fondos oscuros.
  • Un archivo .SVG que puedas maximizar o minimizar sin que pierda calidad.
  • Una versión con un icono pequeño o solo una inicial que puedas usar como favicon de tu página web te será muy útil.

Consejo: para logos, mejor archivos .PNG que .JPG. Los archivos .JPG suelen ser los mejores para fotografías, mientras que los .PNG funcionan mejor para diseños gráficos, como los logos. Esto se debe a que mantienen las líneas nítidas y definidas cuando les haces zoom y a que, además, se pueden usar con fondos transparentes. Conoce más sobre la optimización de imágenes para tu página web.

¿Qué tamaño de archivo necesitas para tu logo?

La cantidad de píxeles en tu logo depende completamente de su ubicación y su objetivo. No existe un tamaño de imagen ideal. No obstante, hay algunos valores que puedes tener en cuenta.

Por ejemplo, recomendamos una imagen de 32 x 32 píxeles para un favicon. Sin embargo, resulta difícil decir cuál es el tamaño adecuado del logo para tu página web. Después de todo, depende de dónde ubicas el logo y cómo de grande lo quieres. No obstante, debería ser de al menos 160 x 160 píxeles si es un logo cuadrado y 250 x 150 píxeles si es rectangular.

Tamaños de logo para las redes sociales

Facebook

  • Foto de perfil: 180 x 180 píxeles
  • Foto de portada: 820 x 312 píxeles
  • Enlace: 1200 x 628 píxeles

Instagram

  • Foto de perfil: 110 x 110 píxeles
  • Vista en miniatura: 161 x 161 píxeles
  • Publicación cuadrada: 1080 x 1080 píxeles
  • Publicación horizontal: 1080 x 566 píxeles
  • Publicación vertical: 1080 x 1350 píxeles
  • Historia: 1080 x 1920 píxeles

Twitter

  • Foto de perfil: 400 x 400 píxeles
  • Foto de portada: 1500 x 500 píxeles
  • Fotos en el muro: entre 440 x 220 píxeles y 1024 x 512 píxeles

YouTube

  • Foto de perfil: 800 x 800 píxeles
  • Vista en miniatura: 1280 x 720 píxeles
  • Imagen del banner: 2560 x 1440 píxeles

LinkedIn

  • Foto de perfil: 400 x 400 píxeles
  • Imagen de fondo: 1584 x 396 píxeles

¿Dónde puedes usar tu logo?

Una vez que tengas tu logo, ¡es hora de usarlo!

  • Añádelo en la página de inicio o en la barra de navegación de tu página web.
  • Actualiza las fotos de perfil de tus redes sociales.
  • Úsalo en tus tarjetas de visita y en el material impreso.
  • Actualiza tu perfil en directorios online (puedes usar el Perfil de empresa para hacerlo de forma automática).
  • Conviértelo en marca de agua y añádelo en las fotos e infografías que compartas online.
  • Añádelo a tu página web en forma de favicon.
  • Inclúyelo como parte de tu kit de prensa para que se pueda descargar.
  • Úsalo para crear la paleta de colores para tu página web. Jimdo te recomendará de forma automática una paleta de colores para tu página web según los colores de tu logo.

Como regla general, tu logo solo debe aparecer una sola vez en cada lugar. De esta forma, se verá profesional y tendrá un mayor impacto en los visitantes.

Si recién estás empezando, implementar un logo resulta una de las mejores formas de lanzar tu empresa. Si ya ha pasado un tiempo desde que abriste tu empresa, quizás sea momento de actualizar tu logo.

¿Diseñar tu logo por tu cuenta o encargárselo a alguien?

La gran pregunta es la siguiente: ¿quieres hacerlo por tu cuenta o prefieres que alguien más se encargue por ti? Ambas opciones tienen sus ventajas y sus desventajas.

Diseña tu logo con Gimp, Illustrator y Co.

Si te dedicas al diseño de forma profesional o si estás en el intento, prueba con programas de edición de gráficos e imágenes como Gimp, Illustrator y Co.

Una vez que hayas elegido un programa, ¡podrás hacer lo que quieras! Combina un sinfín de colores, tipografías y formas geométricas, o directamente crea todo de cero. Tú eliges.

  • Ventajas: si entiendes de diseño y de procesamiento de imágenes, ¡estarás en tu salsa! Existe una gran cantidad de herramientas disponibles gratuitas o por precios realmente accesibles.
  • Desventajas: si no te dedicas al diseño, tendrás que invertir mucho tiempo para poder desenvolverte con éxito aunque, incluso así, te faltarán los conocimientos y la experiencia necesarios que una persona que se dedica a eso ha adquirido con el paso de los años. Por eso, crear un logo que se vea profesional puede llevarte mucho tiempo.

Diseñar un logo con un creador de logos

Usar un creador de logos es barato y fácil. Solo tienes que introducir el nombre de la industria y de tu empresa para que la herramienta te recomiende las tipografías, los colores y los símbolos más adecuados. Prueba las diferentes opciones hasta que te guste el resultado que consigues y descarga tu logo en diferentes formatos de archivo.

  • Ventajas: rápido, fácil y accesible. Si quieres usar tu logo online o en productos impresos pequeños como tarjetas de visita, recurrir a un creador de logos es la mejor opción.
  • Desventajas: no puedes modificar las opciones predeterminadas por completo y no cuentas con la ayuda directa de una persona experta en diseño.

Usar una plataforma de diseño

Diseñadores de todo el mundo usan plataformas como 99designs o DesignonClick y compiten para crear tu logo. Comienzas por explicarles qué es lo que quieres y establecer tus preferencias. Luego, recibirás diferentes ofertas que podrás aclarar directamente con un diseñador.

Este proceso resulta un poquito más costoso. Los precios oscilan entre unos pocos cientos de euros y 2000 euros, según el paquete que elijas y la categoría de los diseñadores con los que quieres trabajar.

  • Ventajas: obtienes la visión profesional de una persona experta en diseño por un precio más económico y accedes a todos los archivos de diseño que necesites.
  • Desventajas: puedes perderte entre la gran cantidad de opciones que se ofrecen y la calidad varía mucho de una a otra. Los paquetes para logos pueden costar cientos de euros.

Contratar diseñadores

Si tienes el dinero para pagarlo, trabajar mano a mano con una persona experta en diseño es la mejor opción para obtener un resultado único. El proceso lleva un poco más de tiempo, pero obtienes tu propia identidad de marca completa, que incluye diferentes diseños de logos y todos los formatos de archivo que necesites.

Trabajar con profesionales puede resultar gratificante. Sin embargo, realmente vale la pena una vez que tu empresa esté más establecida y tú tengas claros tus objetivos.

  • Ventajas: obtendrás tu identidad de marca completa y, por lo general, algo que destaca.
  • Desventajas: el precio. Solo debes invertir en este tipo de logo si ya tienes claro que lo vas a usar durante muchos años. Además, obtienes menos opciones y eso puede dificultar tu elección si no sabes bien lo que buscas.

El diseño del logo es una de las partes más importante para la formación de tu empresa sin importar si trabajas de forma autónoma o si tienes una pequeña empresa. Por lo tanto, si todavía no tienes tu propio logo, ¡ahora es el momento de crearlo!

Diseña un logo para que tu empresa destaque.

Stefan Sturm
Stefan es editor en Jimdo. Escribe sobre todo aquello que se relacione con páginas web, tiendas online y trabajo autónomo. Cuando no está trabajando, disfruta de películas, juegos y libros.