Cómo hacer fotos profesionales de productos con una caja de luz casera

Cómo hacer fotos de productos con una caja de luz casera
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

Desde que empezó la moda de las compras online, nos hemos acostumbrado a adquirir los productos directamente sin tocarlos. ¿Cómo puedes transmitirles a tus clientes la sensación de que están acertando con la compra en tu tienda online? Sí, hay reseñas, comentarios, descripciones de productos… pero lo que realmente importa son las fotos de los productos.

A continuación te contamos algunas de las técnicas básicas para mejorar las fotografías de tus productos, así como los pasos a seguir para crear tu propia caja de luz DIY y algunos consejos útiles para tener en cuenta a la hora de fotografiar tus productos.

Principio básico para las fotos de tus productos

Una forma sencilla de hacer que tus productos se vean más profesionales y más atractivos es fotografiarlos dentro de una caja de luz.

¿Qué es una caja de luz? Una caja de luz para fotos (también conocida como una caja blanca) es una caja vacía con laterales blancos traslúcidos y un fondo blanco y suave. Colocas tu producto en el interior, sacas la foto y consigues una imagen profesional con la luz adecuada, con un fondo sutil blanco y sin sombras. Las cajas de luz son fáciles de hacer con unas pocas herramientas.

Puedes gastarte entre 20 € y 4.000 € en comprar una caja de luz ya fabricada o puedes hacer una en casa sin que te cueste prácticamente nada. Y lo mejor es que tampoco necesitas la mejor cámara digital del mercado. Una caja de luz puede mejorar las fotos de tus productos aunque utilices únicamente la cámara de tu móvil.

Esta caja de luz casera me costó unos 4 euros y tardé cerca de 10 minutos en fabricarla. Las herramientas que vas a necesitar son:

  • una caja de cartón
  • cinta adhesiva
  • un cúter
  • papel seda blanco
  • cartulina blanca
Herramientas necesarias para crear una caja de luz DIY
Herramientas necesarias para crear una caja de luz DIY

Cómo crear una caja de luz

Paso 1: Corta el cartón para la caja de luz

Paso 2. Recorta y pega el papel seda

Paso 3. Recorta la cartulina blanca y cubre el fondo

Estos son los pasos para crear tu caja de luz:

Paso 1. Corta el cartón

Corta y quita las tapas superiores de la caja con el cúter. Luego, quita tres laterales de la caja dejando un borde de unos 2 o 3 centímetros en cada lado. No hace falta que quede perfecto. Como puedes ver aquí, la mía está hecha a ojo y tiene algunas imperfecciones. 

Cartón recortado para crear una caja de luz caseraStep Two: cut the box

Paso 2. Recorta y pega el papel seda

Corta el papel seda de un tamaño similar al de los huecos de cada lado de la caja (déjale unos centímetros de sobra para luego poder pegarlo). A continuación pega el papel seda en el lado externo de la caja de manera que todos los huecos queden cubiertos. El papel funcionará como difusor de luz: suavizará la luz que entra y eliminará las sombras.

Imagen que muestra cómo recortar y pegar el papel seda para una caja de luz casera

Paso 3. Recorta la cartulina blanca y cubre el fondo

Corta la cartulina del mismo ancho que el de la caja. Asegúrate de que quede lo suficientemente larga para que se extienda por fuera de la caja. Pega la parte superior de la cartulina sobre la parte superior de la pared posterior de la caja y deja que se amolde hacia abajo de manera que cree un fondo blanco “infinito”. Puedes pegar la parte inferior de la cartulina en la caja para que no se enrolle hacia arriba.

Imagen que muestra cómo colocar la cartulina en una caja de luz casera

¡Listo!

Ya puedes colocar tus productos dentro de la caja de luz y hacer algunas fotos. Pon la caja en algún lugar que tenga mucha luz natural, como cerca de una ventana en una habitación luminosa o, si no tienes mucha luz natural, puedes colocarla debajo de una lámpara de escritorio. Yo encontré una esquina con mucha luz natural en nuestra oficina, así que no tuve que utilizar luz artificial.

Qué tener en cuenta para tus fotos con la caja de luz casera

  • La luz natural siempre es mejor que la luz artificial, a no ser que quieras añadir algo de dramatismo con las sombras. En este caso, simplemente inclina la lámpara de manera que los rayos de luz iluminen la parte derecha o la parte izquierda de la caja.
  • Apaga el flash de la cámara.
  • Ponte cerca. Con una caja de luz, una foto de cerca es la mejor forma de captar los detalles de tu producto sin fondos que desvíen la atención.
  • Fotografía tu producto desde diferentes ángulos para que tus clientes sepan exactamente lo que van a comprar.
Imagen de un producto dentro de una caja de luz hecha en casa
Foto de un producto hecha en una caja de luz casera

Más consejos para las fotos de tu tienda online

A continuación te presentamos más ideas sobre cómo sacar tus propias fotos de productos y conseguir los mejores resultados.

Iluminación

Lo principal es que el producto se vea. Por eso, la caja de luz es tan buena herramienta. Sin embargo, esto no significa que la iluminación de tu producto tenga que quedar aburrida e insulsa. En cualquier caso siempre puedes jugar con las luces y las sombras, sobre todo si una iluminación más dinámica le va mejor a tu producto.

Ejemplo de cómo resaltar un objeto en una foto a través de la iluminación
En esta foto de producto de Candice de Rijcke Jewelry, el pendiente destaca de forma natural sobre la sombra del área de la cara.

Ajuste del blanco

Nuestros ojos aprecian el blanco de forma natural. Cuando miramos algo, el blanco siempre es blanco, no azul o naranja. No obstante, las cámaras tienen algunos problemas con ello. Cuando le sacas una foto a un producto, el color a veces puede verse “alterado”, como cuando la nieve se ve azul o como cuando un objeto parece naranja si está iluminado por una vela. Si ajustas el blanco de tu cámara, este problema quedará resuelto y las fotos tendrán un color más fiel a la realidad.

Profundidad de campo

Cuando ves una foto con un primer plano nítido y un fondo borroso, estás frente a una imagen con “poca profundidad”. Cuando una gran parte de la imagen es el foco, existe “mayor” profundidad. La poca profundidad de campo sirve para atraer la atención a los detalles de tu producto, lo que significa que el fondo queda en segundo plano. 

Ejemplo de una foto con poca profundidad de campo
Jugar con la profundidad de campo en las fotos de tus productos es una forma excelente de resaltar los detalles. Aquí vemos perlas de cristal hechas a mano de la tienda online Glasstudio Schmidsfelden.

Saca a relucir tu creatividad con fotos del producto en su entorno habitual

La caja de luz es una gran herramienta para mejorar las fotografías de tus productos, pero no tiene que ser el único tipo de foto que hagas.

A los clientes también les gusta ver un producto en su propio entorno. Así pueden ver cómo utilizarlo en sus propias casas, lo que los hace más atractivos para su venta. Por tanto, asegúrate de tomar una foto de tu producto en contexto. Puedes emplear fondos y composiciones que lo relacionen con un cierto estilo o con una situación determinada.

Foto que muestra un objeto en su ambiente natural

Fotografía desde muchas perspectivas

Haz fotos desde muchas perspectivas para mostrar tu producto de la forma más completa posible. Piensa en lo que podría ser importante para tus clientes. ¿Tu producto tiene algunos detalles imprescindibles para tus clientes? Destácalos. ¿Puedes mostrar a una persona con el producto en acción? ¿Importa la escala? En ese caso coloca tu producto cerca de un objeto cotidiano para que tus clientes puedan apreciar el tamaño. Es importante mencionar estos detalles también cuando escribas las descripciones de tus productos.

Selecciona la resolución alta

Cuando se trata de la resolución para las fotos de tus productos, te recomendamos que utilices la más alta posible. Siempre estarás a tiempo de reducirla si lo deseas. Sin embargo, aumentar la resolución nunca funciona y las fotos te quedarían pixeladas y borrosas. Aquí tienes más información sobre cómo optimizar las imágenes para tu página web

¿Puedes hacer buenas fotos con un móvil?

Sí, hacer fotos profesionales de tu producto con tu móvil es posible. Muchas de las cámaras de los smartphones son tan buenas hoy en día que pueden competir fácilmente con algunas de las cámaras digitales más caras, especialmente si estás empezando. Ten en cuenta los siguientes trucos:

  • Equilibrio y temperatura del color. Si tomas la foto con el móvil, puedes configurar la temperatura del color posteriormente en un programa de edición de fotos o con una aplicación de la cámara externa. Algunos smartphones ofrecen un tipo de “Modo pro” que te permite realizar ciertos ajustes manualmente o elegir entre varias opciones como “luz natural” o “luz artificial”.
     
  • Profundidad de campo. Crear poca profundidad de campo resulta más difícil en un móvil, pero no imposible. Puedes probar utilizando lentes externas o con una app de fotos que pueda crear el efecto de un fondo borroso.
  • Resolución. Si sacas fotos con tu móvil, siempre deberías hacerlo con la opción que te ofrezca la resolución más alta. De esta forma, luego siempre podrás ampliar, recortar o aplicar otros efectos.

¿Conoces otros trucos sobre cómo fotografiar tus propios productos? Nos encantaría que los compartieras en nuestro boletín o en nuestras cuentas de redes sociales. Síguenos en instagram y etiquétanos en tus publicaciones o historias y podrás aparecer en nuestra web

Empieza a vender online con Jimdo

Jimdo
Producto recomendado

Tienda online Jimdo

Tienda online Jimdo