Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

Al principio, todos pensábamos que esto pasaría pronto, que estaríamos encerrados durante dos semanas y que después todo volvería a ser como antes. La realidad nos ha demostrado que esto no funciona así. Las puertas se están volviendo a abrir poco a poco, pero estamos entrando en la nueva sociedad de los 2 metros.

Todo esto repercute en tu empresa. En este artículo vamos a tratar concretamente el tema de cómo puedes adaptar tu marketing a la sociedad de los 2 metros.

Por supuesto, es necesario cumplir con las medidas de protección en la oficina o en tu tienda. En tu página web es importante que informes que lo tienes todo preparado y qué esperas de los clientes. De esta forma, transmites la imagen adecuada, incluso antes de que las personas lleguen hasta tu puerta. ¿Cómo lo puedes hacer?

  1. Revisa las imágenes de tu página web
  2. Analiza tu lenguaje
  3. Actualiza tu información de contacto
  4. Comunica las normas y las expectativas de forma profesional

1. Revisa las imágenes de tu página web

Antes de la sociedad de los 2 metros, las personas se sentaban una al lado de la otra en el bar, se daban la mano o besos para saludarse, y los amigos se abrazaban en la calle. Desde la llegada de la crisis por el coronavirus, ya no hacemos nada de esto. Y aunque las puertas se vuelvan a abrir lentamente, no deberemos hacerlo.

En tu página web seguramente tengas fotos de antes del coronavirus, con personas de pie hablando unas cerca de otras, por ejemplo. Así que ahora es importante que revises todas las subpáginas en busca de fotos que deberías sustituir. De esta forma, les vas mostrando a los clientes cómo funciona todo en tu local.

  • Fotos de personas. ¿Están demasiado juntas? ¿Llevan la protección obligatoria? ¿Hacen cosas que ya no deberían hacerse en la oficina o en el local?
  • Fotos de tu local. ¿Has puesto pantallas protectoras? ¿Has señalizado el camino en el suelo? En estos casos, sube las fotos donde se vean las nuevas medidas que has implementado.

Cuando las empresas abran, será una época de incertidumbre para todos. Rigen nuevas normas y nadie sabe exactamente cómo funciona todo. En tu página web, puedes despejar las dudas mostrando que tu local se ha adaptado a las medidas contra el coronavirus.

Los clientes que ya lo sepan de antemano porque lo han visto en tu página, tendrán más confianza para pasarse por tu negocio.

¿No sabes cómo adaptar tu local? Consulta los protocolos que se han elaborado para tu sector. Piensa en soluciones prácticas como las pantallas, las marcas en el suelo y una clara distancia de seguridad entre los trabajadores.

Para profesiones con contacto

En muchos sectores, subir imágenes de lo que se hace es lo indicado. En estos momentos, esto es especialmente importante para los trabajos con contacto, ya que hay muchas dudas. Los clientes no saben con exactitud cuáles son la normas que se aplican a tu sector. Ellos esperan que tú sepas cómo llevar tu negocio de forma segura. Por tanto, deja claro en tu página web que te has informado y que cumples con las normas, porque es aquí donde está el punto de inflexión que hará que tus clientes decidan si acudir a ti o no.

2. Analiza tu lenguaje

Hemos estado en una situación atípica durante semanas. Cuando las empresas vuelvan a abrir, preferiríamos volver a como estábamos antes del coronavirus. Sin embargo, en el mundo de los 2 metros, necesitas que tus empleados y tus clientes se comporten de otra manera.

Por tanto, lee los textos de tu página web y asegúrate de que no haya nada que pueda dar lugar a malentendidos directa o indirectamente. Hay muchas expresiones relacionadas con el contacto. Puedes sustituirlas con otras palabras, pero sin cambiar el significado. Aquí puedes encontrar algunos ejemplos:

Trabajamos codo con codo – Trabajamos en equipo

Vamos de la mano – Estamos muy unidos

Damos el apretón de manos definitivo – Firmamos el contrato

Nos abrazamos de alegría – Nos alegramos muchísimo

Damos el último empujón – Subimos el último escalón

¿Lo ves? En realidad son expresiones completamente normales, pero que ahora simplemente no pegan, ya que describen algo que en estos momentos no puedes hacer. Los clientes lo entenderán igual y conseguirás que en sus cabezas surja el “Sí” hacia tu negocio cuando estén navegando por tu página web.

Ventaja adicional: evitas los chistes malos

Para profesiones con contacto 

En tu profesión, habrá expresiones referidas al contacto que seguramente no sean metafóricas, sino un descripción literal de lo que haces. En estos casos, lógicamente no tienes que cambiar nada. Todo lo contrario, ya que una explicación precisa es lo que te ayudará a generar la confianza entre tus clientes. 

3. Actualiza tu información de contacto

“¿Tienes preguntas o quieres probar alguno de los productos? Pásate por la tienda”. Hasta ahora siempre podías escribir esto en tu página web. De esta forma, las personas se sentían bienvenidas. Algunos clientes iban a la tienda y se quedaban un rato mirando tus productos, mientras que otros iban directamente a comprar algo en concreto.

Ahora es importante limitar el número de personas en tu tienda para mantener la distancia de seguridad. Por tanto, piensa en lo que puedes hacer con tus clientes por teléfono o por videollamada. 

En la oficina, puedes seguir manteniendo las reuniones con herramientas como Meet o Zoom. Puede que después de este tiempo, estén tan a gusto que quieras sustituir el botón “Llámame cuando puedas” por un botón “Vamos a hacer una videollamada”.

Otras cosas que puedes hacer:

  • Valora si puedes seguir teniendo las reuniones con tus socios mediante videollamada
  • Pon tu perfil profesional en los servicios de videollamadas y chat
  • Deja que tus clientes puedan solicitar una videollamada desde tu página web
  • Considera la idea de establecer un horario de consultas online
  • Pon en tu página web y en el perfil de tu empresa la información de contacto necesaria para los servicios de videollamada de Hangouts, Zoom o cualquier otro 

4. Comunica las normas y las expectativas de forma profesional

Cuantas más personas haya, más difícil será mantener la distancia. Por eso, recuerda a tus visitantes lo que esperas de ellos. Pon señales o carteles en la tienda que les indiquen cómo comportarse o que puedan consultar cuando tengan dudas.

  • Redacta tus textos de forma clara y amigable

 Una señal de “¡DISTANCIA DE SEGURIDAD DE 2 M!” es clara, pero parece que les estás gritando a los clientes. Las personas saben que deben mantener la distancia, lo único que tienes que hacer es recordárselo: “¿Estás manteniendo la distancia de 2 metros?”

  • Expresa literalmente lo que esperas de las personas

“Utiliza las señales del suelo para comprar de forma segura” suena como estar en un videojuego. Algo como “Sigue las flechas verdes para ir a la caja” se entiende mejor. 

  • Utiliza los mismos textos online y offline

Publica tus indicaciones en redes sociales y en tu página web cuando abras. Las personas mirarán primero tu web. Asegúrate de poner en la tienda o en la oficina la misma información que has subido a tu página web.

  • Informa con anticipación 

¿Las personas hacen cola fuera de la tienda? Cuelga tus indicaciones fuera en un lugar donde resulten visibles. En la cola, los clientes tienen tiempo de leerlas más tranquilamente. Esto ahorra tiempo y malentendidos.

Una hoja A4 sacada de la impresora rápidamente funciona como solución de emergencia. Ahora que tenemos que guardar una mayor distancia, la información debería presentarse más cuidada. Procura que tu logo y los colores de tu empresa se vean bien en las instrucciones. Echa un vistazo al texto: debe ser legible, por supuesto, pero también debe corresponderse con el tono y el estilo de tu empresa.

¿Crees que las normas de tu sector pueden cambiar? En este caso opta por un texto que puedas adaptar fácilmente: pon las instrucciones en una televisión, en un ordenador o en una tablet en tu empresa. O piensa en una solución más creativa como una pizarra o un proyector.

  • Para profesiones con contacto

Los clientes estarán felices cuando puedan volver a tu negocio. También, existe algo de incertidumbre sobre lo que se permite y no se permite hacer. Algunos clientes pueden tener información errónea o desactualizada en sus cabezas.

Entérate de cuál es el protocolo vigente a través de algún organismo oficial o del convenio de tu sector. Por supuesto tienes que saberte las normas tú mismo, pero puedes imprimir el protocolo para explicarlo en tu empresa. En caso de dudas, siempre puedes hacer referencia a las normas oficiales.

  • Implica a tus clientes

Como empresario, estás buscando formas de reabrir tu negocio en la sociedad de los 2 metros. Todos tenemos que encontrarnos aún en la nueva normalidad.

Tus clientes son una fuente de información realmente buena. Observa qué normas respetan las personas y cuáles son las que tienes que recordarles una y otra vez. Pregúntales qué opinan sobre las medidas que has tomado y la información brindada. Pregúntales si tienen dudas antes de que te visiten.

Estas conversaciones también te darán pistas sobre cómo puedes atraer a más clientes y mejorar su experiencia. A los clientes que te ofrecen sugerencias también les gustará ir a ver lo que has mejorado desde su última visita. De esta forma, puedes construir lazos tanto con tus clientes nuevos como con los antiguos, lo que te resultará muy útil y valioso, especialmente en estos momentos.

Crea la página web para tu negocio con Jimdo.

Frank van Oosterhout
Frank es redactor en Jimdo. Lo que más le interesa es el SEO y la iniciativa empresarial. Cuando no está trabajando, hornea pan, cultiva plantas en su balcón o sale a correr.
Producto recomendado

Página web Jimdo