Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

¿Crees que poner un vídeo en tu página web le puede venir bien a tu empresa y te vale la pena hacer el esfuerzo? Gracias a los móviles y a las cámaras económicas de hoy en día, puedes producir vídeos de alta calidad muy fácilmente.

Por eso, compilamos estas cuatro ideas geniales sobre cómo presentar vídeos en tu página web Jimdo, sean de cabecera o instructivos. Así que no te pierdas cómo utilizar vídeos en tu página web de una forma que te resulte fácil y sea útil para tus visitantes.

1. Vídeos instructivos y explicativos

Todo el mundo ha visto este tipo de vídeos en algún momento, bien sea para ver cómo arreglar una bicicleta o para preparar una rosca de reyes.

Los profesionales y las pequeñas empresas pueden compartir sus conocimientos de esta forma. Aunque este tipo de vídeos requiere de práctica para poder hacerlos bien, pueden ayudarte a mejorar tu perfil profesional y a mostrarte como una fuente de información confiable. Incluso también puedes conseguir que tu propio vídeo salga como destacado al inicio de los resultados de búsqueda de Google.

Vídeos tutoriales, instructivos, explicativos… sin importar qué nombre les pongas, por lo general todos estos vídeos siguen el mismo guión básico. Primero te presentas y luego les explicas a tus espectadores cómo funciona algo de la manera más clara posible. Cualquier cosa que incluyas en tu página de preguntas frecuentes o en tu guía de compras también puede ser un buen tema para un vídeo del estilo. 

Más allá del tema que elijas, es importante tener en cuenta que los consejos y las explicaciones que brindes deben estar relacionados con tu empresa y tu experiencia. Otra cosa que cabe destacar es que debes demostrar credibilidad y hablar de cosas que conozcas.

Nota: Está bien que el vídeo sea breve y cubra solo un tema, incluso es mejor. Por más que quieras que el vídeo sea completo y útil, la mayoría de los datos indican que el entusiasmo de las personas con los vídeos explicativos disminuye notablemente después de 6 minutos.

2. Vídeos de productos

Algunas veces, tomas las mejores fotos de productos y escribes las mejores descripciones, pero no es posible apreciar qué hace tu producto ni cómo funciona. La mejor solución en estos casos es un vídeo en el que demuestras el producto en acción. 

De esta manera, es más fácil que las personas se lo imaginen y se convenzan de comprarlo. Recuerda cómo la tienda online Zappos muestra sus zapatos desde distintos ángulos e incluye un vídeo de una persona caminando y dando la vuelta con los zapatos puestos. No tiene que ser complicado…de hecho, esas perspectivas simples son las que pueden marcar una gran diferencia. 

Algunas veces, también es buena idea presentar no solo el producto sino también el entorno. Por ejemplo, si tienes una página web de alquiler vacacional, un vídeo es una herramienta fantástica para mostrar un recorrido por tu apartamento y los alrededores.

Y si tienes una página web de música, tu música es el producto, por lo que un vídeo sería el escaparate perfecto para presentarla y darla a conocer. 

Consejo: Considera añadir subtítulos ocultos a tus vídeos siempre que sea posible. Esto permitirá que tu página web sea accesible para personas con discapacidad y, además, que esté también disponible para personas que no quieren o no pueden activar el sonido.

3. Vídeos de presentación

Al trabajar por su cuenta, no solo tienes que vender tus productos sino que también tienes que venderte tú. Por eso, es importante conectar con tus clientes. Esto es algo que ya haces cuando te reúnes con ellos en persona, pero también puedes hacerlo online a través de tu página web. Para ello, una gran opción es la sección “Acerca de”, donde también puedes introducir un vídeo de presentación sobre ti. Además, este tipo de vídeo sobre ti también te puede servir como complemento para la web para tu currículum

Le puedes dar más vida con vídeos acerca de tu empresa, tu equipo y tu trabajo. Muestra qué es lo que te motiva y cómo te vuelcas de lleno en tu trabajo con energía cada día. Eso te vuelve accesible y personal, por tanto, motiva a tus visitantes a apostar por ti.

Si cuentas con el presupuesto, lo ideal es contratar a un profesional que cree un vídeo corto para ti, ya que sabrá con certeza qué preguntas hacer y cómo capturarte en tu mejor versión.

4. Vídeos de cabecera y de fondo

La cabecera se encuentra en la parte superior de tu página y suele ser lo primero que ven los visitantes al acceder a tu web. Por tanto, el vídeo de cabecera puede resultar particularmente eficaz para capturar la atención de los visitantes de inmediato.

Un vídeo que muestra tu producto o servicio en acción les muestra a los visitantes lo que tienes para ofrecer tan pronto acceden a tu página web.

Un vídeo que genera un determinado ambiente también es una buena idea como vídeo de cabecera. Por ejemplo, una escena tranquila en la playa donde se observa poco movimiento más allá del de las olas. Esto crea una atmósfera relajante que podría funcionar tanto para psicoterapeutas como para hoteles spa.

Por supuesto que hay algunas cosas que considerar antes de usar un vídeo de cabecera o de fondo:

¿Los vídeos de cabecera están optimizados para móviles?

Si eliges utilizar un vídeo de cabecera o fondo en tu página web, debes pensar también en la experiencia de los usuarios de dispositivos móviles. Tus vídeos funcionarán también en dispositivos móviles, pero la experiencia puede ser un poco diferente. Por tanto, asegúrate de que no haya nada crucial en estos vídeos que un usuario de móviles pueda perderse. Aquí puedes ver más consejos para páginas web optimizadas para móviles.


¿El contenido es difícil de ver con un vídeo de fondo?

Si quieres utilizar un vídeo como fondo de tu texto o de otro contenido, debes asegurarte de que el vídeo no esté muy cargado. Al fin y al cabo, tus visitantes necesitan poder concentrarse en lo que sucede en primer plano y es importante que tu texto resalte y sea claro y fácil de leer.

Si utilizas un vídeo de fondo y lo añades a tu Bloque de título, puedes mostrar y ocultar texto o botones según lo desees y decidir si tu vídeo debería estar en primer plano o en el fondo. Lo más importante es asegurarse de que todo sea fácil de leer. Para esto, revisa tu página web con la vista previa.

Ejemplo de imagen de cabecera en página web

¿Incluir un vídeo es una ayuda o una distracción?

Existe una gran diferencia entre llamar la atención de manera positiva y hacerlo negativamente. Si el vídeo pasa demasiado rápido, es posible que los visitantes decidan irse de forma inmediata de tu página web (“rebote”). Esta es una de las razones por las que la mayoría de vídeos de fondo ya no se configuran para que reproduzcan sonido de forma automática. ¡Y se agradece!

¿Dónde encontrar buenos videoclips como fondo?

Existen muchas páginas web que ofrecen fotografías de archivo y patrones de fondo para tu web. Además, en muchas de estas páginas, encontrarás videoclips para descargar. Por lo general se trata de imágenes ambientales, pero quizás sea la opción perfecta para poner de fondo y lograr un efecto sutil que no opaque el mensaje. Shutterstock, Pixabay, Artgrid, Pexels y Videezy son buenas alternativas para comenzar la búsqueda.  

Cómo incluir vídeos en tu página web

En Jimdo, puedes añadir vídeos a tu página web de forma sencilla y usarlos en diferentes secciones:

  1. Primero, carga tu vídeo a una plataforma de vídeos como YouTube o Vimeo.
  2. Haz clic en el botón “Compartir” de YouTube o Vimeo y copia el enlace al vídeo.
  3. Abre tu página web Jimdo y selecciona un bloque de imagen. Cualquier parte donde puedas poner una imagen, por lo general también te permitirá cargar un vídeo.
  4. Haz clic en el bloque de imagen para que aparezca el menú. Selecciona el botón de reproducción, Elegir vídeo.
  5. Pega el enlace a tu vídeo, haz clic en el símbolo de confirmación y ¡listo!

Si incluyes tu vídeo en un bloque de imagen, los visitantes podrán reproducir el vídeo haciendo clic en el botón de reproducción y, a partir de ese momento, se activará el sonido.

Si incluyes tu vídeo en un bloque de título al principio de la página web, el vídeo se reproducirá de forma automática, pero sin sonido. Esta es la mejor opción para vídeos que tienen como objetivo ambientar de fondo.

Importante: Cuando añades vídeos a tu página web, no significa que estés “subiendo” el vídeo a tu web. En realidad, el vídeo estará en Youtube o Vimeo y tú solo estarás incluyendo un link que redireccione a los visitantes para ver el vídeo (siguiendo los pasos mencionados). De todas maneras, aunque no se aloje en tu página web Jimdo, se verá en tu página como si lo estuviera.  

Utiliza los vídeos de forma inteligente

Los vídeos son fascinantes: llaman la atención, transmiten un mensaje y tienen un impacto emocional. Si sabes utilizarlos, lograrás que los clientes reciban un panorama completo de cómo funciona tu producto, cómo se ve y hasta cómo se siente. Sin embargo, también puede sonar trillado y distraer. Por eso, sigue tu intuición, prueba diferentes videoclips y nunca te avergüences de pedirles a otras personas que naveguen por tu web y te den sus opiniones. Una regla de oro es guardar los vídeos para ocasiones en las que incluir texto o imágenes solas no sea suficiente.

Ahora ya sabes cómo incluir vídeos en tu página web y qué tipo de contenido resulta mejor para llamar la atención de tus visitantes. ¡Pruébalo ahora!

Crea la página web para tu negocio con Jimdo.

Stefan Sturm
Stefan es editor en Jimdo. Escribe sobre todo aquello que se relacione con páginas web, tiendas online y trabajo autónomo. Cuando no está trabajando, disfruta de películas, juegos y libros.
Producto recomendado

Página web Jimdo