Las mejores estrategias de marketing para tu empresa en 2021

Estrategias de marketing para tu empresa en 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

¿Qué se te viene a la mente cuando piensas en la palabra “marketing”? Mucha gente piensa en publicidad. Y es cierto, esa es una parte importante.

No obstante, no solo haces marketing para tu empresa cuando intentas vender algo. Existen muchas estrategias que puedes aplicar ahora para crear los servicios correctos para las personas correctas y, así, asegurarte de que esos clientes puedan encontrarte. Quizás el marketing no se te dé aún muy bien, pero definitivamente es algo que puedes llegar a dominar.

En este artículo, revisaremos términos de marketing y diversas estrategias para que puedas elegir la más adecuada para ti e iniciar la búsqueda de nuevos clientes con la confianza que necesitas.

¿Qué es el marketing?

El marketing implica hacer correr la voz sobre tu actividad. Es un término general que hace referencia a todas las iniciativas de promoción que una empresa puede llevar a cabo. Se trata de aprender cuál es tu público, atraer a clientes nuevos, redactar los mensajes adecuados para ellos, desarrollar los productos correctos y, luego, pensar en la mejor forma de distribuirlos. El marketing es lo que haces para mostrar lo que vales y atraer a los clientes indicados para, en su caso, aumentar las ventas o la clientela.

¿Por qué existen tantas definiciones de marketing?

El marketing solía ser un sector bastante limitado. Si llevabas una empresa, dependías del boca a boca o pagabas por un espacio de publicidad en el diario local. Sin embargo, desde los años 50, las formas de llegar a los clientes comenzaron a expandirse: de la radio a la TV, y ahora de Facebook a TikTok. Además, a la creciente cantidad de plataformas también se añaden muchas más estrategias de marketing: imprenta, internet, redes sociales, vídeos, correo electrónico, buscadores, etc.

Sin embargo, no desesperes. El hecho de que existan diferentes tipos de marketing no significa que necesitas emplear todos. Las empresas grandes gastan mucho tiempo y dinero en crear campañas grandes a través de diferentes canales. Para un negocio independiente, el proceso es diferente, aunque el enfoque general sea el mismo: descubrir dónde están los clientes y captar su atención.

¿Por qué el marketing es tan importante?

La respuesta predecible es que el marketing te ayuda a vender y conseguir clientes, lo cual es (en teoría) el objetivo de la mayoría de las empresas. Sin embargo, el marketing también es importante en otros aspectos. Tómatelo como una forma de ahorrar tiempo. El marketing te ayuda a ofrecer el producto indicado a las personas indicadas. En lugar de promocionarte como si estuvieras intentando hacer diana con los ojos vendados, con el marketing consigues apuntar a las personas a las que les gustará lo que vendes, y puedes redactar los mensajes adecuados para que sepan por qué comprarte a ti.

El marketing es como encontrar a tu media naranja. Te ayuda a dar con las personas indicadas que están buscando lo que tú tienes para ofrecer.

¿Qué diferencia hay entre marketing y publicidad?

Marketing y publicidad suelen usarse de forma indistinta, pero la publicidad solo es una parte del marketing, así como un escalón en una escalera o una herramienta dentro de la caja de herramientas.

La publicidad implica un esfuerzo, por lo general de pago, para hacer correr la voz sobre tu producto y despertar el interés en las personas. Normalmente (aunque no siempre), se da hacia el final del proceso, cuando ya tienes un producto para vender y clientes a quienes apuntar. E incluso entonces, es solo una de las muchas herramientas que puedes usar para llegar a ellos.

Por el contrario, el marketing es el proceso completo que atraviesas para investigar a tus clientes, adaptar tu producto para que sea acorde a sus necesidades, elaborar los puntos de venta adecuados para convencerlos y crear fidelidad hacia tu marca para que vuelvan una y otra vez.

Las 4 “P” del marketing

Las 4 “P” del marketing se desarrollaron en los años 60 de la mano de E. Jerome McCarthy. Son los elementos básicos que entran en juego en toda estrategia de marketing. También se los suele llamar la mezcla de mercadotecnia:

Producto. Antes de empezar a vender algo, necesitas saber: ¿hay alguien que quiera comprar esto? ¿se adapta a las necesidades de las personas? En el marketing, utilizas grupos objetivo, entrevistas a usuarios o tienes en cuenta tus propias observaciones para verificar si tu producto les sirve a tus clientes. Por ejemplo, si las personas tienen ciertas preguntas frecuentes, puedes responderlas en una página de Preguntas frecuentes o en un vídeo explicativo

Precio. Una parte importante del marketing es asignar a tu producto el precio adecuado. ¿Cuánto están dispuestas a pagar las personas por el producto que vendes? ¿Cuánto cobran tus competidores? No se trata solo de tener el menor precio, ya que precios más altos pueden indicar mejor calidad o exclusividad que a tus clientes potenciales les pueden interesar. Para encontrar el precio ideal, te pueden resultar de gran utilidad las entrevistas a los usuarios o el análisis de los competidores.

Punto de venta. Piensa sobre esto como “encontrar al cliente en el lugar que se encuentre”. En la década del 60, el lugar hubiese implicado vender tus productos en la tienda correcta, en el lugar correcto. En la actualidad, el “lugar” puede estar en cualquier parte. ¿Tus clientes prefieren consultar en persona, comprar en una tienda online o comprar productos mientras navegan por Facebook o Instagram?

Promoción. Ahora que ya cuentas con el producto, el precio y el punto de venta, la promoción le da sentido a todo. ¿Cómo te encontrarán los clientes? La publicidad incluye técnicas de marketing que quizás ya conozcas para atraer la atención de las personas, desde las más tradicionales (anuncios publicitarios, eventos, relaciones públicas, etc.) hasta las más novedosas (redes sociales, vídeos, etc.).

No necesitas conocer de memoria las 4 P, pero comprender las nociones básicas te facilitará llevar tu estrategia de marketing. Aquí te mostramos una buena manera de implementarlas en tu negocio:

  • ¿Cuento con el producto correcto?
  • ¿Mi producto se vende al precio conveniente?
  • ¿Lo estoy vendiendo en el lugar adecuado?
  • ¿Lo estoy promocionando de la mejor manera? 

¿Cómo elijo la estrategia de marketing ideal para mi empresa?

Si llevas tu propio negocio o trabajas por tu cuenta, es probable que el marketing no esté primero en tu lista de tareas. Por eso es importante encontrar un método que te funcione.

Haz lo que te guste. ¿Disfrutas leyendo? Entonces el marketing de contenido es una buena opción. Si no eres fan de los vídeos, publicitar tu negocio en YouTube no será una buena idea, por más que los demás lo hagan. El marketing implica exponerse y ser capaz de mantenerlo, por eso da mejores resultados hacer lo que nos salga naturalmente.

Piensa en la inversión de tiempo. Hay un motivo por el que las grandes empresas tienen grandes equipos de marketing. Estar al día con las tendencias en todos los canales es un proceso que lleva mucho tiempo. Si no le puedes dedicar demasiado tiempo al marketing, elige algunas de las formas más automatizadas, como el SEO, en lugar de algo más demandante como organizar eventos.

Evalúa cuánto dinero puedes gastar. Los nuevos tipos de marketing han abierto más puertas a empresas más pequeñas y democratizado el mundo empresarial de muchas maneras. Ya no necesitas un presupuesto de publicidad demasiado grande para hacerte conocer. Algunas técnicas de marketing, como el SEO y las redes sociales, son gratuitas (conoce más sobre este tema a continuación). Existen otras que cuestan más dinero como la publicidad en buscadores (pago por clic) o la publicidad impresa.

¿Cuáles son los distintos tipos de marketing?

Según el tipo de empresa que tengas, el marketing puede ser una parte importante de lo que haces o tan solo algo a lo que te dediques cada tanto. A continuación, explicamos los distintos tipos de marketing que resultan más importantes para pequeñas empresas. Por supuesto, puedes elegir más de uno.

Marketing tradicional

El marketing tradicional incluye estrategias que fueron muy importantes antes de la llegada de internet: anuncios de televisión, anuncios impresos, correo directo, radio, carteleras, páginas amarillas, etc. El coste de la publicidad tradicional es uno de los motivos por los que surgieron otros tipos de marketing. Los pequeños negocios y las empresas emergentes necesitaban encontrar la forma de transmitir sus mensajes, pero no estaban en condiciones de invertir la misma cantidad de dinero que las grandes empresas. Si bien aún existen algunos métodos tradicionales que dan buenos resultados para empresas locales, el marketing online (continúa leyendo) se está volviendo una alternativa más efectiva para llegar a las personas. 

Marketing online

El marketing online implica el uso de herramientas y canales virtuales para promocionar tu empresa y encontrar clientes. Es un término general que pone en el centro a tu página web empresarial y que incluye todos los canales web: correo electrónico, redes sociales, SEO, publicidad de pago por clic y YouTube. Actualmente, el marketing online se diferencia del “marketing tradicional” pero se está convirtiendo rápidamente en el modo predeterminado, sobre todo porque les abre las puertas a muchos negocios nuevos.

Optimización para motores de búsqueda (SEO)

El SEO es el proceso de hacer que tu página web resulte fácil de entender para los buscadores como Google, y así lograr que aparezca en los resultados de los buscadores. Cuanto más aparezcas en los resultados de Google, más tráfico tendrá tu página web. Más tráfico, a su vez, conlleva más logros comerciales. Uno de los grandes beneficios del SEO es que es gratis y no demanda mucho tiempo. Si al comienzo inviertes un poco de esfuerzo en los textos y en el contenido de tu página web, conseguirás que los clientes te encuentren más fácilmente, y los beneficios seguirán llegando con el tiempo. Obtén más información en nuestra Guía de SEO para principiantes.

Publicidad en buscadores (SEA)

La publicidad en buscadores es el proceso de publicitar directamente en Google (o en otros buscadores) a través de los anuncios de pago por clic. ¿Qué es un anuncio de pago por clic? Se trata de los enlaces que aparecen arriba a la derecha cuando realizas cualquier búsqueda en Google, identificados con el icono de “Anuncio”. A menudo suele utilizarse publicidad en buscadores (SEA) y marketing en buscadores (SEM) indistintamente, ya que ambos términos se refieren a los anuncios de pago en buscadores.

¿Cómo funciona? Piénsalo como si fuese una parte del SEO pero más costosa. Estableces un presupuesto en Google AdWords y, luego, eliges los temas y las palabras clave por los que quieres que te reconozcan. Cada vez que alguien busque ese tema o esa palabra clave y haga clic en tu anuncio, le pagarás honorarios a Google. Cuanto más dinero quieras invertir por un clic (tu “oferta”), más visible estará tu anuncio. Como la publicidad en buscadores puede resultar más cara y llevar mucho tiempo, puedes probarla en pequeñas dosis, como cuando quieres lanzar promociones especiales o con palabras clave muy específicas. Descubre cómo elegir las palabras clave en nuestra Guía de búsqueda de palabras clave.

Marketing en redes sociales

El marketing en redes sociales incluye todas las actividades que llevas a cabo en plataformas de redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter, Pinterest, etc., para promocionar tu negocio. Es importante tener en cuenta que estar presente en redes sociales no significa que, con solo contar lo que ofreces, ya es suficiente. Se trata de una calle de doble sentido donde presentas la imagen de tu marca e interactúas con los clientes. En otras palabras, más que un sitio donde solo emitir comunicados, es un sitio donde puedes crear tu personalidad de marca y relacionarte. Aprende más sobre el tema en nuestra Guía de redes sociales.

Marketing por email

El marketing por email implica usar el correo electrónico para relacionarte con clientes e impulsar tu negocio. Tradicionalmente, las empresas usaban el correo postal para enviar folletos y descuentos. Ahora, eso mismo se hace online. Muchos negocios usan el email para enviar newsletters, informar a los clientes de nuevos productos, aumentar las ventas, anunciar descuentos o compartir novedades.

Marketing de contenido

El marketing de contenido es la práctica de crear contenido útil y práctico (texto, vídeos, podcasts, blogs, etc.) para conseguir clientes. La idea detrás del marketing de contenido es que en vez de bombardear a los visitantes con anuncios, puedas brindarles algo útil (la carnada del anzuelo, por decirlo de alguna manera). Si brindas contenido entretenido y de calidad, aquellos que lo lean se interesarán más en tu negocio de lo que se interesarían si solo les enviaras un cupón o un discurso de ventas de la nada. 

Marketing de vídeo

El marketing de vídeo es un método para conseguir clientes y generarles interés a través de vídeos. En este caso, los anuncios de televisión serían la versión tradicional. Sin embargo, ahora esta forma se ha expandido a canales de YouTube, vídeos explicativos, guías prácticas, historias de Instagram y más. Mientras que un anuncio de vídeo generalmente sirve para promocionar una empresa o un producto, el marketing de vídeo se utiliza para enseñar nuevas habilidades, hacer reír, mostrar algún monólogo relacionado, transmitir un evento en vivo y, por lo general, resultar más interactivo.

Marketing de diálogo

Al implementar el marketing de diálogo, construyes una relación amistosa y duradera con tus clientes. Todo lo que hagas para mantener un diálogo fluído (desde tarjetas para comentarios hasta un buen servicio al cliente) es una forma de marketing de diálogo. Abarca una gran cantidad de elementos que ya conoces de otros tipos de marketing (p. ej., email, programas de fidelización, redes sociales), e incluye un elemento de respuesta para que los clientes puedan decirte qué piensan. De esta forma, según sus comentarios, puedes modificar tus productos y tu estrategia.

Marketing de guerrilla

El marketing de guerrilla se refiere al uso de métodos no convencionales para llamar la atención. Muchas veces implica sorprender a los consumidores, superar sus expectativas y dar una impresión favorable e inolvidable. (Aunque la palabra “guerrilla” por lo general implica un conflicto o una pelea, el marketing de guerrilla se creó para conseguir que los clientes sientan una atracción hacia tu negocio, no rechazo). Habitualmente, el método es económico, ya que solo requiere de creatividad y de agallas para llevarlo a cabo, y tú decides si lo haces en internet o fuera de él.

Encuentra la mejora manera de impulsar tu empresa 

Si estas definiciones te están dando un poco de dolor de cabeza, no te preocupes. La idea no es cargarte con terminología. Lo más importante, en definitiva, es saber que existen diferentes estrategias de marketing para tu negocio. Por lo tanto, deberías evaluar tu situación y elegir la técnica que mejor te funcione. Solo recuerda estas preguntas:

  • ¿Qué canales usan mis clientes?
  • ¿Qué es lo que quiero lograr?
  • ¿Qué tiempo tengo?
  • ¿Cuánto puedo pagar?

Luego, investiga un poco más en nuestro blog y en otros recursos para adentrarte en el marketing para tu página web y tu negocio. Estamos aquí para ayudarte. 

Maggie Biroscak
Maggie es escritora y editora en Jimdo. En sus trabajos anteriores, ha editado para organizaciones sobre medio ambiente, ciudades y negocios sostenibles. Si no está cerciorándose del uso correcto de la puntuación, la puedes encontrar acampando, cocinando o leyendo revistas científicas.
Producto recomendado

Página web Jimdo